Ni una menos: Agricultor pagó mil soles a su hermano y sobrino para matar a su esposa en Puno | FOTOS

Sujeto tenía problemas con la repartición de bienes y por eso decidió matarla. Nueva mujer le ayudó a conseguir el dinero y víctima fue hallada enterrada en cerro de Sandia, en Puno.

Agricultor mata esposa para irse con la otra
Agricultor mata esposa para irse con la otra
Agricultor mata esposa para irse con la otra
Agricultor mata esposa para irse con la otra
Agricultor mata esposa para irse con la otra

Más sobre:

Puno,

Ni una menos

¡ Ni una menos!. Creía haber cometido el crimen perfecto, pero se equivocó. La policía detuvo a un sujeto por ordenar el asesinato de su esposa a fin de iniciar una nueva relación. Para ello contrató nada menos que a su hermano menor y a un sobrino para estrangular a la víctima y enterrarla en un cerro del sector Selva Alegre, en el distrito de Alto Inambari, en la Región Puno.

Todo se remonta a unos meses atrás. Juan Antonio Farfán Villasante y su esposa Ninfa Quilla Yapo (44), quien era comerciante, tenían problemas judiciales por la repartición de unos bienes luego de comunicarle que se iba a separar de ella para iniciar otra relación.

El 1 de agosto, según el hermano de Ninfa, Néstor Quilla Yapo (35), su cuñado y la nueva pareja de este le arrebataron a la fallecida 8 mil soles en una tienda de abarrotes de Juliaca, pero ella no lo denunció.

Esto fue comprobado por la policía tras visualizar las imágenes de la cámara de seguridad de la bodega.

Días después Ninfa desapareció misteriosamente. Néstor la buscó por todas partes hasta que siete días después la mujer fue hallada enterrada en medio de unos arbustos en la cuesta del cerro Quespesenca, en el sector de Selva Alegre, del centro poblado de Pampayanamayo, Puno.

De inmediato fue a la comisaría de Sandia y acusó a su excuñado del crimen.

Por eso la policía de Puno detuvo a Juan Antonio Farfán Villasante, su pareja Flora Lipa Condori, y su hermano Gerardo Farfán Villasante. El sobrino del sospechoso, Elías Córdova Farfán, está prófugo.

El marido confesó el crimen y delató a su hermano, quien fue capturado cerca de allí. También reveló que su pareja Flora Lipa le ayudó a pagar los mil soles. Esta cayó en el distrito de Sandia.
Posteriormente los hermanos fueron conducidos hasta el cerro Quespesenca, y en presencia de ellos la policía desenterró el cuerpo de Ninfa.

En el lugar Gerardo Farfán dijo que con su sobrino esperaron ocultos en un camino despejado a la comerciante, a quien golpearon, estrangularon con el polo de uno de ellos y la enterraron. Esto ha conmovido a Puno.

Ir a portada