El 25 de junio de 2009 fue un día inusual para las redacciones de los diarios en Lima. Temprano por la mañana había muerto la actriz Farrah Fawcett, de la mítica serie ‘Los Ángeles de Charly’. Horas después, el mundo entero se vio entristecido por la muerte de Michael Jackson, el ‘rey del pop’, de una sobredosis de petidina provocada en su casa en Los Ángeles, California. Y mientras millones de sus fans en el planeta entero lloraban su partida, en el Perú una noticia remeció con el efecto de un huracán el mundo del espectáculo: la Policía había encontrado muerta y apuñalada a la cantante vernacular en el departamento 602 de la calle Boulevard 161, en Surco.

La llamada ‘Princesa del folclor’ tenía dos días de muerta. Fue encontrada boca abajo, con signos de tortura y violación, además de nueve puñaladas y evidentes señales de estrangulamiento. Un dato llamó la atención de los agentes de homicidios: el asesino se había llevado una caja fuerte con dinero y joyas.

De inmediato se inició una cacería cinematográfica del presunto homicida, Pedro César Mamanchura Antúnez, chofer de Alicia, quien había desaparecido con el carro de la cantante, una camioneta 4x4 Hyundai, de placa de rodaje N°RON-323, modelo Tucson. El hecho alivió al gobierno de Alan García de ese entonces, enfangado por el escándalo del ‘Baguazo’, que dejó 23 policías y 10 nativos muertos en Amazonas.

¿QUIÉN ERA ALICIA DELGADO?

Nacida en Oyón, en la Región Lima, grabó su primera canción a la edad de 16 años y tras su fugaz éxito pudo viajar por Latinoamérica difundiendo el folclor peruano. Luego se casó con Rubén Retuerto, tuvo a su hijo Junior y radicó bastantes años en Estados Unidos.

Cuando regresó a Lima, en el año 2000, ya separada, muy pocos la conocían. Por eso entabló una amistad por conveniencia con una de las principales cantantes folclóricas de ese momento: , quien la ayudó a recolocarse en el mundo del huayno y del showbusiness. Fue una mala decisión.

De la amistad por conveniencia, pasaron a una abierta relación de pareja que escandalizó a la muy conservadora sociedad andina. Fueron años de peleas, reconciliaciones y denuncias. Iban juntas a los programas de televisión, cantaban en el mismo escenario y vacacionaban en el mismo lugar. Hasta que Alicia dijo hasta aquí nomás. Ya no quería más su amor, decepcionada de las presuntas infidelidades de la ‘Reina de las parranditas’.

Aparentemente Abencia no aceptaba esta decisión. Siguió intentando seguir con ella y, en palabras de Alicia, la acosaba y amenazaba. Asustada por ello, Alicia decidió grabar un video premonitorio. “He sido amenazada constantemente y si algún día algo me pasa ya se sabe que he sido amenazada. Ella ha dicho que si yo no vuelvo, si yo no regreso (con ella), el día que me vea con un hombre me va a matar. Muerta me voy a librar de ella”, señalaba.

Lo que no sabía era que ya tenía el enemigo en casa. Pedro Mamanchura, su futuro asesino y extrabajador de Abencia, había comenzado a trabajar como su chofer apenas diez días antes. Se cree que este informaba a Meza de todos los movimientos de la ‘Princesa del folclor’.

LA MUERTE

Según la sentencia de la Cuarta Sala Penal con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, Mamanchura fue visto ingresando el martes 23 de junio del 2009 a las 3 de la tarde al departamento 602 de la calle Boulevard 161, urbanización Monterrico, distrito de Santiago de Surco. Así lo aseveró Silvestre Caillahua Huamaní, portero del edificio.

A las 19:30 horas del mismo día, Diego Alexander Claros Ramírez, empleado de limpieza, lo vio salir llevando en sus brazos una caja de color oscuro, para dirigirse al estacionamiento donde se encontraba el carro marca Hyundai de la víctima. Este fue abandonado media hora después en el distrito de Independencia, lo que activó la alarma. Sin saber que estaba muerta, la Policía notificó a Alicia al día siguiente, miércoles 24, que su carro había sido hallado abandonado en una calle. Como Delgado Hilario no respondió a la notificación, se citó a sus familiares y el jueves 25 su hermana Clarisa y su hijo Junior se apersonaron a la comisaría, desde donde partieron junto a un grupo de policías al departamento de la artista, lugar en el que hallaron el cuerpo.

No fue sino hasta el domingo 28 en que el asesino fue detenido en un hospedaje de la ciudad de Tumbes, donde había dado un nombre falso: César Antúnez Oyola.

HORRENDO CRIMEN

El protocolo de necropsia realizado al cadáver de la ‘Princesa del folclor’ demuestra una crueldad extrema. Tenía dos heridas cortantes en el cuello y otra debajo de la oreja izquierda. También un surco y elemento constrictor alrededor del cuello, al parecer producido por la correa de cuero negro que se le halló en esa región, así como lesiones contusas en cuello, por debajo del surco. Igualmente se aprecian equimosis (hematomas) violáceas y excoriación lineal en la región lateral derecha del cuello y dos esquimosis en el tórax. Finalmente una herida punzante en el hemotórax y tres heridas punzo corto penetrantes en la región dorsal. Algunas de ellas se las hicieron después de muerta. La artista, en su desesperación, arañó a su asesino y por eso encontraron rastros de piel en sus uñas.

Apenas fue detenido, Mamanchura acusó de autora intelectual del crimen a su exjefa, Abencia Meza. Por eso, el mismo lunes esta fue detenida preliminarmente por orden del 17 Juzgado Penal de Lima.

El 7 de julio del 2009, Elizabeth Figueroa Cortez, titular de la 50 Fiscalía Provincial de Lima, denuncia penalmente, ante el Poder Judicial, a Pedro Mamanchura por el asesinato de Alicia Delgado y a Abencia Meza como autora intelectual. Dos días después, la cantante es trasladada al penal de Mujeres de Chorrillos y el asesino al penal de máxima seguridad Miguel Castro Castro, en Canto Grande.

Luego de un juicio mediático y caótico, donde el asesino dijo y se desdijo sobre la autoría de Abencia, fue condenada a 30 años de prisión, mientras que el autor material a 35 años.

Hace dos años, el 19 de enero del 2019, la defensa legal de Abencia presentó ante el Quinto Juzgado Penal Unipersonal de Cajamarca, un recurso para que se revise la sentencia, señalando una supuesta vulneración de sus derechos al debido proceso, la debida motivación de las resoluciones judiciales, a la presunción de inocencia, a la igualdad, libertad personal y principio de congruencia o correlación. No obstante, .

LA VERSIÓN DEL ABOGADO DE ABENCIA

Para el doctor Luis Tudela, exabogado de Abencia Meza, la ‘Reina de las parranditas’ es inocente del crimen de Alicia Delgado por varias razones. Según dijo, a lo largo del juicio se probó que nunca hubo contacto alguno entre Abencia y Pedro Mamanchura que pudiera involucrar a su defendida con el homicidio de la ‘Princesa del huayno’.

Asimismo, señaló una irregularidad en la acusación fiscal. El representante del Ministerio Público no pudo sostener su primera hipótesis, la de la autoría mediata (o autoría intelectual) debido a la falta de pruebas, y finalmente tuvo que volver a tipificar el delito acusando a Meza solo de instigadora. Pese a ello le pusieron 30 años de cárcel.

Sobre el famoso video en que Alicia señala que Abencia la amenaza y la responsabiliza en caso le pase algo, relativizó esta prueba señalando que con ello lo que Delgado anunciaba no era una posibilidad de homicidio, sino que ella iba a sufrir sentimentalmente por el rompimiento con su expareja.

VIDEO RECOMENDADO