No hubo que alquilar un local ni contratar a alguien que decore el lugar en este matrimonio acuático. Los novios no tuvieron que vestir elegantes trajes ni las novias tuvieron que preocuparse por el bouquet mejor elaborado. Estas 21 parejas sellaron su amor en el agua, con camisas, blusas y shorts blancos, algunos con corbata michi. El lugar de la ‘Aquaboda’: la piscina municipal del distrito de Mi Perú, una de las siete jurisdicciones del .

Daisy Polo y Santiago Aguilar destacaban en el grupo. Con 21 y 25 años, eran los más jóvenes, como el distrito en el que se casaban, que en mayo cumplirá tres años de creado. Con ocho años de relación, el tiempo el trujillano Santiago lleva viviendo en Lima, sentían que ya era hora de legalizar su unión. Son tímidos.

“Nos lanzamos a la piscina”, dice Santiago en alusión al matrimonio que están por sellar con el cuerpo mojado. Daisy ríe. El evento, organizado por la Municipalidad de , busca legalizar las uniones que, en muchos casos, llevan años. El matrimonio civil, para las parejas que llegaron acompañados de sus familiares, va más allá del compromiso de querer que la unión sea para siempre. Los beneficios de los matrimonios civiles dan tranquilidad cuando se piensa en herencias y trámites legales.

Así lo comenta Petronila Valdiviezo. Ella, de 53 años, se casó con Luis Caballero, de 78. “Nos casamos recién porque ya es hora, porque nos da calma”, dice doña Petronila y luego agrega que llevan más de 20 años de convivencia.

El nieto de don Luis, celular en mano, toma fotos a la pareja estrella. “Mi abuelo es de pocas palabras, pero se quieren mucho y estamos alegres por ellos”, comenta. Esta es la primera boda masiva en el agua que se realiza en Mi Perú. Esta particularidad busca agregar algo novedoso a los matrimonios masivos tradicionales, nos comenta Aldo Díaz, del municipio distrital. Agrega que no será la última. “Queremos que más parejas legalicen su convivencia, por ellos y por los hijos que ya tienen y van a tener”, explica.

LO QUE DICE LA LEY

La pareja tiene deberes y derechos entre sí. A continuación, algunas que señala el Código Civil: Los cónyuges se comprometen a alimentar y educar a sus hijos Los cónyuges se deben recíprocamente fidelidad y asistencia Es deber de ambos cónyuges hacer vida conyugal en el domicilio. Ambos son representantes legales de sus hijos.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas