Al 'gordito' le encanta estar rodeado de la gente, pues siempre participo en muchas actividades deportivas, sociales y sin fines de lucro.
Foto: Aaron Cisneros.
Al 'gordito' le encanta estar rodeado de la gente, pues siempre participo en muchas actividades deportivas, sociales y sin fines de lucro. Foto: Aaron Cisneros.

El adorable Biuf es un bulldog inglés de 26 kilos y 9 años, que desde los seis meses patina junto a su padre adoptivo Iván Juscamaita, quien con mucho amor le enseñó este deporte. El ‘gordito’, es muy conocido en la sociedad perruna de Lima, pues ha participado en grandes eventos deportivos, sociales y sin fines de lucros. Además, varias marcas de comida, ropa y veterinarias lo han auspiciado. Y a pesar de ser un perrito ‘mayorcito’ aún corre tabla, pues está en perfectas condiciones gracias a los cuidados de sus dueños que tanto lo quieren.

También puedes leer: ‘Lorenzo’, el chanchito que se ha convertido en un personaje muy querido en San Borja (Video)

Iván cuenta que siempre quiso tener un bulldog inglés y antes de ir en busca de uno, primero investigó sobre la raza para estar preparado. “Desde que vi a Biuf hicimos un ‘clic’, era el más pequeñito de los tres perritos y conectamos muy rápido”, nos dice.

Biuf es muy noble, cariñoso y juguetón, ama estar rodeado de personas, ya que desde chiquito participó en varias actividades, donde la gente lo abrazaba y lo besaba por ser tierno y un ‘capo’ de la patineta.

Iván es un padre 'chocho', pues antes de tener a Biuf investigó sobre la raza para atenderlo como se merece. Desde pequeñito le enseño a subirse a la tabla.
Foto: Aaron Cisneros
Iván es un padre 'chocho', pues antes de tener a Biuf investigó sobre la raza para atenderlo como se merece. Desde pequeñito le enseño a subirse a la tabla. Foto: Aaron Cisneros

En su afán de querer darle lo mejor a su mascota, Iván se fue con amigos veterinarios para controlar su alimentación y darle una buena calidad de vida, pues esta raza sufre de alergias, temas de la piel y la respiración. Sin embargo, todas estas situaciones no desmotivaron al gordito para que se divierta al máximo con sus amigos perrunos y humanos.

Iván añade que para entrenar a Biuf tuvo como referencia las historias de Tillman, un famoso perrito de California que montaba skate y era tablista, y del gran ‘Otto’, el bulldog peruano que dio muchas alegrías a grandes y chicos cada vez que salía a la calle a mostrar su destreza en la tabla.

Con amor y dedicación aprendió a patinar

“Nos hicimos amigos de la familia de Otto, nos daban los tips de cómo cuidar a nuestro Biuf. Algo bien interesante es que este perrito, al tener esta estructura corporal (compactos, anchos y muy fuertes) tienen mucha estabilidad. Nuestro chico es el único en su raza que hace curvas y esquiva a la gente”, refiere.

Algo muy importante que menciona Ivan, es que esta raza no nace aprendiendo a montar skate, pues todo depende de la dedicación que le ponga el dueño a su mascota en su entrenamiento.

Ama la diversión

Es un perrito amoroso que le encanta el contacto con las personas, quienes siempre llegan para abrazarlo y besarlo.
Foto: Aaron Cisneros.
Es un perrito amoroso que le encanta el contacto con las personas, quienes siempre llegan para abrazarlo y besarlo. Foto: Aaron Cisneros.

“Cuando Biuf tuvo entre 5 a 6 meses le enseñé a subir al patín, lo empujaba, se caía, pero regresaba y mordía la tabla, vi que tenía mucho interés por aprender. El día en que el perrito se dé cuenta que la diversión es deslizarse sobre la tabla, ya nunca deja su juguete”, detalla.

En cuanto a su alimentación, Biuf pesa 26 kilos y está muy saludable, sus padres humanos le dan alimentos Premium para evitar cualquier alergia, a ello le agregan caminatas y juegos suaves para su edad.

La escuela de perritos skaters

Iván cuenta que en el 2013 crearon escuelita de perritos skater, se reunían en el Pentagonito de San Borja, donde el 90% era bulldogs y el resto otras razas que llegaban con la intención de pasar unas horas jugando y compartiendo experiencias. Hoy todo quedo en ‘stand by’ debido a la pandemia. “Llegamos a hacer eventos de graduación, a los canes se les daba sus togas, birretes y diploma”, dice Ivan riendo.

Un perrito muy activo

Iván cuida mucho de su alimentación. Ahora que el pequeño tiene 9 años, pesa 26 kilos y hace sus caminatas diarias y se sube por media hora a su patineta.
Fotos: Aaron Cisneros.
Iván cuida mucho de su alimentación. Ahora que el pequeño tiene 9 años, pesa 26 kilos y hace sus caminatas diarias y se sube por media hora a su patineta. Fotos: Aaron Cisneros.

Biuf se ganó el cariño de la comunidad perruna y también de grandes marcas que lo invitaban a participar en todos los eventos. En una ocasión, abrió el corso de Wong y estuvo bien a la tela, pues una marca de ropa lo vistió para la ocasión. Además, veterinarias, marcas de comida y de patines lo auspiciaban.

Consejo para quienes tienen animalitos

Como buen representante de la patineta, Biuf participó en varios eventos. Marcas de comida, ropa y veterinarias lo auspiciaban por ser la estrella. 
Foto: Aaron Cisneros.
Como buen representante de la patineta, Biuf participó en varios eventos. Marcas de comida, ropa y veterinarias lo auspiciaban por ser la estrella. Foto: Aaron Cisneros.

Consejo: Las mascotas son los angelitos de cuatro patas, no necesitan aprender a querer porque ellos dan amor por demasía. Hay que enseñarles a los niños a querer y respetar a los animalitos para que cuando sea adulto no los maltrate y sea responsable con su tenencia.

Te puede interesar: