De acuerdo con TV Perú, este bar clandestino atendía en pleno toque de queda y en el interior no se respetaban las medidas de seguridad dadas por el Ministerio de Salud (Minsa). (Foto: Captura Tv Perú)
De acuerdo con TV Perú, este bar clandestino atendía en pleno toque de queda y en el interior no se respetaban las medidas de seguridad dadas por el Ministerio de Salud (Minsa). (Foto: Captura Tv Perú)

NO APRENDEN. Efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) detuvieron a 12 personas que se encontraban en un bar clandestino, ubicado en la cuadra 11 de la avenida Nicolás de Piérola (), el cual funcionaba pese a que había sido clausurado el pasado 26 de noviembre.

De acuerdo con TV Perú, este bar clandestino atendía en pleno toque de queda y en el interior no se respetaban las medidas de seguridad dadas por el Ministerio de Salud (Minsa), a fin de prevenir los casos del COVID-19.

El citado medio precisó que en el local había cerca de 30 personas; sin embargo, cuando llegaron los agentes policiales los asistentes huyeron y solo detuvieron a 12. Ellos fueron trasladados a la comisaría de Cotabambas.

Uno de los detenidos fue el administrador del local que puso resistencia. “Qué pasa, jefe, me saca como delincuente”, indicaba. Ante esto, la Policía le respondió se actuó de esa manera porque habría intentado huir.

En esta operación también participó personal de fiscalización de la Municipalidad de Lima que fueron los que notaron que el bar seguía funcionando, pese a estar clausurado. En ese sentido, se realizó el operativo junto a la Policía.