El pequeño fue visto en la cuadra 4 de la avenida Emancipación haciendo sus tareas en la calla.
El pequeño fue visto en la cuadra 4 de la avenida Emancipación haciendo sus tareas en la calla.

Un niño de apenas 8 años conmueve todos los días en el , pues en pleno invierno, a veces con lluvia y con temperaturas cercanas a los 16 grados centígrados, hace su tarea en la vía pública, al lado del puesto informal de relojería de su padre.

En una pequeña mesa, el menor coloca sus cuadernos, libros y lápices, y empieza su jornada de estudio sin importarle el ruido de los carros, de la gente y de los negocios de la zona. Menos el frío extremo y la alta humedad.

Uno de esos días, varios agentes policiales de la Unidad Histórica de la Policía Montada El Potao, en un patrullaje a caballo, lo vieron y quedaron conmovidos por esta demostración de esfuerzo y superación.

Recibió una tableta, mochilas, cuadernos, buzos y mucho más.
Recibió una tableta, mochilas, cuadernos, buzos y mucho más.

Luego de regresar a su base, liderados por el comandante PNP Giuliano M. Arguedas Pérez, decidieron hacer algo por el niño. Así, le compraron una tableta electrónica, buzos, mochilas, cuadernos, lapiceros, lápices, juegos didácticos y víveres.

Mira: Empresario árabe cumplió su palabra y entregó casa a niño que estudiaba con la luz de poste en Trujillo

La entrega, a cargo de los mozos de Caba y Amazonas, se realizó en la cuadra 4 de la avenida Emancipación, en el Cercado de Lima, donde su padre tiene un puesto de relojería.

La entrega de la ayuda se realizó en el puesto ambulante de su papá, quien es relojero.
La entrega de la ayuda se realizó en el puesto ambulante de su papá, quien es relojero.

El pequeño no disimuló su alegría. Una sonrisa dibujó su rostro y abrazó sus regalos. Fue su padre quien agradeció este gesto de la Policía Montada y dijo que su hijo estudia con él al lado pues tiene que trabajar y no sabe con quién dejarlo.

En este lugar, todos los días el niño coloca su mesa, una banquita y se pone a hacer sus tareas.
En este lugar, todos los días el niño coloca su mesa, una banquita y se pone a hacer sus tareas.

MILLONARIO ÁRABE

El caso se parece al del niño Víctor Angulo Córdova, quien fue captado realizando sus tareas escolares en la calle en altas horas de la noche y bajo la tenue luz de un poste de alumbrado público, en el distrito de Moche, Trujllo. La historia se hizo viral en apenas unas horas y conmovió a todo país peruano y llegó al extranjero. Fue así como el empresario y filántropo árabe Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak, natural del reino de Baherin, se interesó en su caso y decidió ayudarlo.

Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak regreso a Moche para cumplir sus promesas. (SOL TV)
Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak regreso a Moche para cumplir sus promesas. (SOL TV)

Ahmed Mubarak contactó a su abogado mexicano, Gilberto Rosas Landa Zamora, quién tuvo el difícil reto de encontrar al pequeño. Finalmente pudo contactarse con la institución educativa Ramiro Ñique de Moche, lugar donde estudiaba Víctor.

LEE TAMBIÉN: Millonario árabe quiere novia peruana de ‘buen corazón’: “No me estoy fijando en si es bonita

Después de contactar con él, el empresario viajó 14 mil kilómetros para conocer al pequeño en Trujillo.

El millonario, conmovido con la realidad del pequeño, le obsequió dos mil dólares, le ofreció construir una casa de dos pisos y darle un negocio a su madre, cosa que cumplió.

VIDEO RECOMENDADO

TROME - Artista peruano sorprende con homenaje a Lapadula
Dibujo en una sandía rostro de goleador, también hizo gelatinas y tortas relacionadas a la selección nacional

TE PUEDE INTERESAR