Alias 'Chavito' (que viste un polo de tres colores) utilizó conocida frase del 'Chavo del ocho' para defenderse del robo que acababa de cometer.
Alias 'Chavito' (que viste un polo de tres colores) utilizó conocida frase del 'Chavo del ocho' para defenderse del robo que acababa de cometer.

A él no se le ‘chispoteó’. El venezolano Carlos Belisario Infante (34), ‘Chavito’ estuvo tres años y ocho meses en una cárcel de su país y apenas llegó acá se puso a robar celulares a los pasajeros de los buses de transporte público que circulan por la . Tras ser capturado por la Policía, increíblemente, dijo una frase muy popular del personaje ‘Chavo del ocho’: ‘fue sin querer queriendo’.

LA ESTAFA DEL AMOR: Delincuentes enamoran a 20 mujeres y les hurtan millonarias sumas de dinero

Pero el extranjero no actuaba solo. Con su cómplice, el exrecluso Manuel Vargas (36) formó la banda ‘Los malditos de Nocheto’ y operaban a cualquier hora del día especialmente de noche y en agravio de pasajeros distraídos.

“Estaba en el bus que va por Evitamiento, respondo un Whatsapp y me jalan el celular por detrás”, contó la última de sus víctimas.

Momento de la captura del alias 'Chavito'.
Momento de la captura del alias 'Chavito'.
Alias 'Chavito' (con polo de colores) y su cómplice peruano fueron detenidos por agentes 'Terna'.
Alias 'Chavito' (con polo de colores) y su cómplice peruano fueron detenidos por agentes 'Terna'.

Los sujetos bajaron del bus a toda prisa pero no pudieron avanzar mucho pues detrás de ellos estaban agentes del grupo ‘Terna’ del Escuadrón Verde de Lima que los atraparon tras una corta persecución.

El hecho ocurrió en uno de los vehículos de una conocida empresa a la altura del puente peatonal ‘Vallejo’, en Santa Anita.

Belisario confesó haber robado y pidió perdón. “La señora estaba distraída y le jalamos el celular. No lo volveremos a hacer. Fue sin querer queriendo. Tenemos muchos hijos”.

ATE: Traficantes de terrenos disparan a 150 familias y matan a joven que iba a postular a la Policía

Por su parte, Vargas también admitió su delito y aseguró que en su país estuvo tres años y ocho meses recluido en un penal por el delito de robo. “Estábamos yendo al barrio y cuando íbamos a bajar nos percatamos que en el asiento de adelante la señora estaba distraída , solo le jalamos, no le hicimos nada. Nos fuimos corriendo. (Los de Terna) hacen bien su trabajo”.

Pese a escuchar su versión, la agraviada los reconoció, recuperó su aparato telefónico y agradeció a la Policía por su labor.

Ambos fueron llevados a la comisaría del distrito para ampliar las investigaciones pues este tipo de fechorías se registran continuamente en ese puente y otros de la citada vía rápida.

Este es el puente donde solían cometer sus fechorías.
Este es el puente donde solían cometer sus fechorías.

TE PUEDE INTERESAR: