Cargador tiene orquesta folclórica y toca el saxofón
Cargador tiene orquesta folclórica y toca el saxofón

es un crisol de razas y culturas, de tradiciones y religiones, pero también de usos que nos diferencian del resto del mundo. En conclusión, somos muy peculiares y diferentes a la vez, aunque todo esto significa la peruanidad. En el mes de la patria en un año muy especial, pues hecho por el libertador José de San Martín, les presentamos las cinco costumbres peruanas que no hallarán en ninguna otra parte del mundo.

1.- Tomar de un solo vaso y echar la espuma al suelo.

En cumpleaños, matrimonios, fiestas populares o en reunión de amigos, sea hombre o mujer, el peruano toma de un solo vaso y se lo va pasando de uno en uno. Además, los formatos más populares de cerveza son los de litro 100 o de 645 mm, diferente a como se toman en Estados Unidos o Europa, en botellas individuales. Por efectos de la pandemia, recién se han popularizado las latas o botellas de 330 mm.

Y sobre regar la espuma en el suelo, los sociólogos y antropólogos ven en esta acción el pago a la tierra o pachamama que los antiguos peruanos hacían antes de iniciar alguna labor. Ahora es imperceptible, pues los cerveceros lo hacen por inercia. Muchos desconocen el origen. Según Grimaldo Rengifo, “La ch’alla’ o aspersión ritual consiste en la aspersión del licor sobre la tierra/pachamama. En el mundo andino, para realizar algunas actividades ya sea siembra, deshoje de maíz, desgranar el maíz u otra actividad, lo primero que siempre se ejecuta es el ch’allakuy, antes de empezar con el trabajo. Así que cuando usted arroje espuma de cerveza al suelo, ya sabe, está agradeciendo a la Madre Tierra o Pachamama.

Los peruanos toman mucha cerveza, entre amigos, en fiestas, en un bar, pero siempre agradecen a la Pachamama.
Los peruanos toman mucha cerveza, entre amigos, en fiestas, en un bar, pero siempre agradecen a la Pachamama.

2.- Partidos de fútbol en la pista o el ‘fulvaso’

Con pocos campos deportivos o complejos para hacer deporte, en especial en los estratos bajos, el peruano, desde que nace, aprende el fútbol en la pista de su barrio. Es simple, pone dos piedras como arco, se consigue cualquier pelota, así no sea de cuero, y juega como si estuviera en el Maracaná. En Argentina juegan en el potrero, canchas rústicas, pero de pasto y en grandes formatos. Quién no recuerda haber roto los vidrios de alguna ventana de sus vecinos o rescatado el balón que cayó en un terreno ajeno. Quien no ha hecho eso no tiene calle. Allí se aprende la magia, las ‘huachas’, los tacos, los ‘sombreritos’ y también la ‘piconería’. Sino que lo digan Christian Cueva, Roberto ‘Chorrillano’ Palacios o Waldir Sáenz.

MIRA: Bicentenario 2021: Conoce las 4 aves más conmemorativas que tiene el Perú

Ah, y cuando los pisteros crecen aprenden el ‘fulvaso’. ¿En qué consiste? En que luego de un partido de fútbol o varios, los jugadores se refrescan con cervecita bien helada hasta salir bien ‘picado’ o literalmente ebrio. Entonces, para el peruano, el deporte no es solo para mantenerse bien físicamente, sino para socializar.

LIMA, 16 DE DICIEMBRE DE 1984
AUTORIZAN TORNEO DE FULBITO EN JIRON LAMPA.
FOTO: GEC ARCHIVO HISTORICO
LIMA, 16 DE DICIEMBRE DE 1984 AUTORIZAN TORNEO DE FULBITO EN JIRON LAMPA. FOTO: GEC ARCHIVO HISTORICO

2.- Comer ceviche luego de una borrachera

El peruano asegura que una resaca se cura comiendo un cevichito bien picante. Al respecto, el Ministerio de Salud (Minsa) advierte que comer ceviche para aplacar “la resaca” es más una costumbre que una solución, dado que el limón aumenta la gastritis iniciada por el alcohol. Recomendó, por el contrario, que después de beber licor hay que esperar a que el hígado metabolice el alcohol, lo que puede durar algunas horas. En tal sentido pidió consumir líquidos como el jugo de naranja y frutas secas, por su alto contenido de vitamina C. Además, lo mejor es el reposo, varias horas de sueño, y beber abundante líquido para contrarrestar los estragos ocasionados por el alcohol en el organismo.

Algunos peruanos, los más antiguos, también suelen tomar caldo de gallina bien caliente y con harto ají, pero como en el ceviche, esto no hace más que dañar nuestro hígado.

El ceviche de Heydi es muy recomendable | Foto: GEC
El ceviche de Heydi es muy recomendable | Foto: GEC

4.- La quinceañera sale a la medianoche

Especialmente los que pasan los 40 años recuerdan los quinceañeros o ‘quinos’, pues tenían que esperar hasta las 12 de la noche para que salga la cumpleañera y de ahí otras dos horas más, mientras terminaba de hacerse las fotos con papá, mamá, hermanos, padrinos, tíos, primos, amigos del colegio, amigos del barrio, el perrito... y otros más, para que recién se inicie la fiesta. Y de la comida ni qué hablar. Mejor era cenar antes en la casa. Ah, me olvidaba, luego venía el baile del vals ‘Danubio Azul’, de Johan Strauss, con los mismos personajes y después el brindis de honor y a tirar el bouquet. Algunos adicionaban a ello el baile con el que sacaba el anillo de la torta. Felizmente esta tradición está cambiando y ahora las quinceañeras salen más temprano y por ende el ‘tono’ empieza mucho antes de las 12 de la noche.

La Uchulú celebrará su quinceañero en el Reventonazo. (Foto; Instagram)
La Uchulú celebrará su quinceañero en el Reventonazo. (Foto; Instagram)

5.- El padrino de ‘corte de pelo’

Es una tradición muy difundida especialmente en los andes del Perú, pero que los migrantes trajeron a Lima y a las urbes de la costa. Se trata de una fiesta para celebrar el primer corte de pelo del hijo varón. Para ello se eligen padrinos, que serán los primeros en cortar un mechó al bebito. Estos mismos pueden ser, más adelante, los padrinos de bautizo.

LEE TAMBIÉN: La Libertad: Presentan licor a base de ají mochero por el bicentenario

En la sierra tiene diferentes nombres. En Áncash le dicen “quitañaqui’ y los padrinos aportan con dinero en efectivo, ganados u otros bienes solo por cortar el cabello.

Pero en la sierra sur, específicamente en la parte aimara del Perú, se le conoce como rutucha en aymara o warkarutuy en quechua (en español: corte del primer cabello). En la cultura aimara es la primera presentación de la hija o hijo de una familia a la comunidad. Los invitados realizan el primer corte de cabello a la niña o niño entregando en retribución dinero a la familia, el que se destina a los gastos de la crianza del menor.

Niña a la que le cortan el pelo por primera vez en su fiesta.
Niña a la que le cortan el pelo por primera vez en su fiesta.

Durante los primeros dos años de la criatura, nadie le corta el pelo, esperando hacerlo en esa ceremonia.

VIDEO RECOMENDADO

TROME | Sheyla Rojas derrocha sensualidad y presume su lujoso Lamborghini negro
Sheyla Rojas derrocha sensualidad y presume su lujoso Lamborghini negro

TE PUEDE INTERESAR