. Los juguetones y divertidos osos de anteojos, ya tienen una nueva casita en el Zoológico de Huachipa. Se inauguró el renovado santuario de conservación que recrea su hábitat natural, que permitirá que los úrsidos se sientan como si estuvieran en los bosques tropicales de la ceja de selva o la sierra de los andes de nuestro país. En un amplio ambiente de más de dos mil metros, los mamíferos podrán disfrutar de albercas o fosas de agua donde se refrescarán y beberán, extensas áreas verdes, zonas de sombra y árboles con frondoso follaje, donde los osos se trepan y pasan gran parte del día.

MIRA: Conoce a ‘Sansón’, la tortuga de las Islas Galápagos que tiene más de 100 años

En este espacio divido en cuatro zonas, cohabitarán tres parejas de osos de anteojos conformadas por ‘Hanah’ y ‘Puki’; ‘Koyita’ y ‘Yogui’; ‘Juanita’ y ‘Anku’, los cuales, según afirman sus cuidadores, han logrado adaptarse en poco tiempo a la presencia del otro y es por eso que, a través de un monitereo adecuado, se aguarda que se reproduzcan lo que sería un evento único para el zoológico. Estas parejas de ‘novios’ son juguetonas y les gusta pasar largas horas del día brincando, sumergiéndose en las albercas o reposando entre los árboles.

Hay ocho osos de anteojos en un ambiente especial
Hay ocho osos de anteojos en un ambiente especial

En el restante espacio, convivirán los dos ‘solteros codiciados’: el ‘chibolito’ ‘Pandú’, de solo tres años edad, y el ‘viejito’ ‘Urcu’, que ya tiene más 15 años. Ambos plantígrados se adaptaron el uno al otro, así que se aguarda que sean buenos compañeros, en especial, para ‘Urcu’, que ahora se mueve más lento y suele pasar gran parte del día durmiendo.

MIRA: Conoce a los nuevos inquilinos del Parque de las Leyendas: una familia de suricatas

FUERON RESCATADOS

Los osos de anteojos que habitan en el Zoológico de Huachipa fueron rescatados del tráfico ilegal de fauna silvestre y de circos, y hasta personas inescrupulosas usaban a los plantígrados para tomarse fotos con los adultos y niños. Como ocurrió con ‘Coyita’, la osezna de tres años y medio, que fue rescatada y puesta a salvo. Mientras que ‘Pandú’, el más joven de la colección de osos de anteojos, fue rescatado cuando se encontraba en medio de un grupo de perros abandonados en San Ramón, Junín.

Hay ocho osos de anteojos en un ambiente especial
Hay ocho osos de anteojos en un ambiente especial

“Además de cubrirles sus necesidades en materia de nutrición, cuidados médicos y otro requerimiento; nosotros, tratamos que los animales no sufran el estrés del cautiverio, por eso, sabiendo que el animal tiene que cambiar de rutina, comportamiento y olores: les preparamos estos enriquecimientos envueltos a manera de cajas de regalo en promedio tres veces por semana y les sirve para que exploren, correteen, jueguen y coman”, explicó Luis Ramos, cuidador del zoológico.

SEPA QUE

  1. Zoológico de Huachipa de forma parte del Programa Nacional de Conservación e Investigación de los Osos de Anteojos.
  2. El Oso de Anteojos integra la Lista Roja de Especies Amenazadas de la International Union for Conservation of Nature (UICN).