A tener mucho cuidado, pues los ciberdelincuentes navegan por internet.
A tener mucho cuidado, pues los ciberdelincuentes navegan por internet.

La tecnología avanza a pasos agigantados y en la actualidad, cada vez más personas optan por realizar sus compras y negocios en línea (por ), lo que ha incrementado debido a la pandemia del Covid-19. Por esta razón, es evidente el aumento del fraude.

Según la Encuesta Global sobre Fraude y Delitos Económicos 2020 de PwC, el costo total de este tipo de crímenes fue de 42 mil millones de dólares en tan solo dos años, de acuerdo con lo señalado por los encuestados.

TAMBIÉN: Fraude informático: 1771 personas han sido víctimas de los ciberdelincuentes según estadísticas de la DIVINDAT

Asimismo, en el Perú, según Fortinet, el aumento de virus cibernético ha crecido significativamente, en marzo del 2020 incrementó en un 131% en comparación al 2019. De igual manera, el Perú ha sufrido más de 613 millones de intentos de ciberestafas hasta junio del 2020.

Por otro lado, el costo por estos delitos, según el último estudio de Forbes, para la región, asciende a 2.1 billones de dólares al 2019. En el caso de Perú, se predijo que sería uno de los países más afectados, ocupando un sétimo lugar por pérdidas de hasta 4 mil 782 millones de dólares.

Ante el aumento de las estafas a través del , es importante saber qué hacer para evitar ser una víctima de los llamados . Estas son algunas recomendaciones clave para luchar contra el fraude:

• Haz las cosas con calma y presta atención a los detalles. A los estafadores les gusta crear entornos de alta presión y con frecuencia exigen que se les dé información de manera inmediata y amenazan con consecuencias negativas si no se les entrega rápidamente los datos que piden.

• Piensa dos veces antes de hacer clic en hipervínculos de correos electrónicos y mensajes de texto que parezcan sospechosos o de abrir archivos adjuntos que provengan de remitentes desconocidos.

• Evita responder correos y mensajes no solicitados, o cualquier comunicación que pida información personal o financiera. El correo electrónico y los mensajes de texto no son un método seguro para enviar datos sensibles como números de tarjetas de crédito o datos de cuentas bancarias.

• Investiga para verificar la legitimidad de la tienda u organización en línea antes de realizar una compra o de enviar cualquier información personal. También puede ser útil buscar comentarios en línea para ver si hay alguna señal de alerta sobre la empresa, el producto o el vendedor.

• Protege las contraseñas en línea evitando el uso de las mismas claves para todos los inicios de sesión y el uso de palabras o combinaciones comunes como ‘contraseña123’. En su lugar, se recomienda optar por palabras o frases distintas que utilicen una combinación de números y letras.

• Revisa las facturas, las transacciones en línea y los registros de las tarjetas de crédito para conciliar las compras e identificar cualquier discrepancia o cobro desconocido.

LEE: ¿Usas misma contraseña para tus redes sociales? Debes saber esto