Debido a la pandemia, muchas perdonas todavía presentan signos de depresión y ansiedad. (Foto: Pixabay)
Debido a la pandemia, muchas perdonas todavía presentan signos de depresión y ansiedad. (Foto: Pixabay)

Ansiedad, depresión y otros problemas se presentaron y agudizaron a raíz de diversas situaciones durante la pandemia. Aproximadamente 1.3 millones de nuevos casos de problemas de se reportaron en nuestro país entre el 2020 y el 2021, según información del Ministerio de Salud (Minsa).

MIRA: Violadores atacan para sentirse poderosos. ¿Pueden cambiar? ¿Cómo alertar que se está criando a un potencial agresor sexual?

“Esta situación que vivieron muchos peruanos se produjo por factores como la pérdida de empleos, el fallecimiento de familiares, el miedo a la muerte, el aislamiento social y el temor a contagiarse, así como por la incertidumbre económica”, señaló Jhonathan Seminario, psicólogo clínico de la Clínica Santa Martha del Sur.

Añadió que también se presentaron cuadros vinculados a consumo de sustancias (drogas y alcohol) y a trastornos de base como problemas psicóticos, especialmente la esquizofrenia. Asimismo, trastornos de bipolaridad, problemas de neurodesarrollo infantil (autismo, entre otros), aunque estos estaban mapeados desde antes de la pandemia.

Señales que alertan

Seminario enfatizó que es de suma importancia reaccionar a tiempo ante la presencia de una enfermedad de salud mental, ya que varias de ellas requieren ser atendidas por especialistas. Por ello, aconsejó estar atentos a las respuestas emocionales que estén presentando nuestros seres queridos y alertar si notamos: tristeza frecuente, insomnio, problemas en el apetito, pensamientos depresivos o de mucha preocupación, como sensación de ansiedad constante, etc.

“Por ejemplo, si tengo un familiar con un (cambios repentinos más o menos frecuentes de humor, de la tristeza a la euforia y viceversa), debemos buscar controlar su estado anímico, pero con ayuda profesional, ya que en estado maníaco y/o eufórico tendrá comportamientos como incremento de la energía y el movimiento, tornándose más efusivo, hiperactivo e impulsivo; lo cual inclusive podría poner en riesgo su salud física o su vida. Por otro lado, en la fase depresiva puede presentar ideas suicidas que pueden llevarlo a la muerte”, expresó el doctor Seminario.

MIRA: Great Place to Work Perú: La lista de ‘Mejores lugares para trabajar desde casa 2022′

Emociones, pensamientos y conductas

El psicólogo Jhonathan Seminario sostuvo que para sospechar que una persona padece de un problema de salud mental es necesario considerar tres criterios: la frecuencia de sus pensamientos, emociones y conductas; la intensidad de estos tres comportamientos; y el nivel de afectación, es decir cómo todo esto afecta su vida y su desempeño o funcionalidad.

“Es suficiente que se perciba uno de esos criterios, como la frecuencia, para alertar que algo está pasando. No tenemos que esperar a tener un problema de afectación o de intensidad para tomar acciones”, puntualizó el psicólogo de la clínica Santa Martha del Sur.

Indicó que los familiares del afectado(a) deben hablar con la persona afectada para tratar de entender -en primera instancia- lo que puede estar pasando y, en caso no se obtenga una respuesta o motivo aparente de sus emociones, pensamientos o conductas, buscar la opinión y la ayuda de un profesional.

“Debemos prestar la importancia debida a los cambios emocionales de nuestros hijos, padres y hermanos, enfatizó.

Para fortalecer la salud mental

Descanse la mente y el cuerpo. Es necesario 'resetear’ y cuidar tu salud mental tan afectada en estos tiempos.  (Foto; Freepik)
Descanse la mente y el cuerpo. Es necesario 'resetear’ y cuidar tu salud mental tan afectada en estos tiempos. (Foto; Freepik)

El destacado doctor Carlos Bromley, médico psiquiatra del Ministerio de Salud (Minsa), recomienda:

  • Procurar dormir entre 7 y 8 horas en la noche.
  • Descansa la mente y el cuerpo por una media hora cada día, brindarse momentos sin realizar ningún tipo de actividad.
  • Para mantener el buen ánimo y la tranquilidad mental, conversar con la familia y/o amigos, evitando la información vinculada a problemas y conflictos diversos.
  • Dese tiempo de realizar actividades que usualmente le producen alegría.
  • ‘Resetear’ y cuidar tu salud mental tan afectada en estos tiempos.
  • Mantener una alimentación sana y realizar algún tipo de ejercicio físico.
  • Evitar el abuso del consumo de alcohol.
  • Revitalice el espiritualidad, sobre todo en aspectos de relaciones humanas positivas, tolerancia y consideración del otro como sujeto de empatía.
  • La Línea 113 opción 5 brinda orientación y consejería en salud mental a la población que lo requiera.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: