Imagen referencial. Una jarra de cerveza es entregada en medio de un festival. (Tobias SCHWARZ / AFP).
Imagen referencial. Una jarra de cerveza es entregada en medio de un festival. (Tobias SCHWARZ / AFP).

Desde que explotó la pandemia del en el mundo muchas cosas han cambiado y la convivencia social de ahora en adelante es distinta a lo que estábamos acostumbrados, por ello además del uso obligatorio de la mascarilla, el distanciamiento social y lavarse las manos cada dos horas, es importante también dejar de lado ciertas tradiciones que son muy marcadas entre los peruanos como el compartir o rotar el mismo vaso o pasar la botella o lata de cerveza de mano en mano durante una reunión familiar, de amigos e incluso entre dos personas.

MIRA: Mazzetti advierte sobre posible rebrote en 10 o 15 días: “Las personas que se quedaron en sus casas son susceptibles”

¿Cuál es la razón? De acuerdo a los especialistas ante el término de la cuarentena, millones de peruanos saldrán a las calles e irán a visitar a sus familias, hermanos y hasta amigos cercanos, por lo que no se descarta reuniones en el que la cerveza podría ser el gran protagonista, pero también puede ser el vehículo de contagios del COVID-19.

LEE: Historias Nunca Contadas: Clínicas, a cocachos aprendí

“Eso tiene que cambiar de todas maneras. Ya no debemos decir salud, sino toma acá te paso mi virus, porque no hay otra expresión. Y algo importante, no debemos pasar la botella de mano en mano aún cuando tengamos vaso cada uno, porque al pasar de mano en mano está sucediendo lo mismo, la contaminamos. Debe haber una sola persona que sirve a los demás desde la botella”, indicó en ‘Encendidos’ en médico infectólogo Juan Villena.

“Tenemos que desterrarlo, no debe haber más el ‘toma aquí te paso mi virus’. Ya no existe la expresión ‘salud’ cuando estoy dando enfermedad”, agregó el especialista.

MIRA: Víctor Zamora advierte que podríamos regresar a la cuarentena: “No está cerrada la posibilidad”

De otro lado, Villena indicó que con la reapertura de los restaurantes se debe tener mucho cuidado, pues si bien no hay contaminación del virus por alimentos, no sabemos quién nos va a servir y si estos tocaron el plato que nosotros vamos a consumir, al igual que las botellas y servicios que tendremos en la mesa.

“Nadie debe sentarse a un lado de la otra persona y las mesas estar lo suficientemente separadas con dos metros de distancia, pero esto de alguna manera no es 100% seguro”, agregó.