La probabilidad de tener fibrosis pulmonar se incrementa con la edad. (Foto: Hugo Curotto/GEC)
La probabilidad de tener fibrosis pulmonar se incrementa con la edad. (Foto: Hugo Curotto/GEC)

Las secuelas del COVID-19 pueden llegar a ser, hasta ahora, impredecibles. Por ejemplo, el Seguro Social de Salud (Essalud) advirtió que pacientes que lograron vencer al en una cama de Cuidados Intensivos (UCI) podrían presentar como secuela de la enfermedad una fibrosis pulmonar. Es decir, padecería de daños severos del pulmón y, con el tiempo, podría necesitar un trasplante.

El neumólogo , jefe del departamento de Medicina Especializada II del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud, señaló que la probabilidad de tener fibrosis pulmonar se incrementa con la edad.

“Solamente un 20% de pacientes COVID-19 se enferman gravemente”, indica el experto. “De todos ellos 5 % va a ir a una cama UCI y requerir ventilación mecánica. De estos pacientes, la gran mayoría va a tener daño pulmonar posterior. Cabe destacar que una alta concentración de oxígeno también promueve la fibrosis en el pulmón”, anotó.

El medico neumólogo explicó que en algunos pacientes el compromiso pulmonar ha sido extenso y que al cicatrizarse (fibrosis) hace que la persona pierda la función pulmonar que tenía antes de padecer de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

¿Cuáles son las regiones que pueden usar las playas y qué medidas deben seguir?
¿Cuáles son las regiones que pueden usar las playas y qué medidas deben seguir?

“Desde la primera ola hasta la fecha hay muchos reportes en los cuales estos pacientes tienen un proceso de reparación que no se detiene, a pesar que la enfermedad ha terminado. Se convierte en un proceso de reparación anormal, entonces el paciente entra a un cuadro de fibrosis pulmonar activa evolutiva. La única droga que ha demostrado tener efecto sobre la inflamación en el pulmón han sido los corticoides. Así que la recomendación sería mantenerlos a dosis controladas, durante un tiempo prolongado”, indicó.

El especialista dijo que la fibrosis pulmonar es una enfermedad limitante, por esa razón, como parte del manejo hospitalario de COVID, el Hospital Almenara brinda fisioterapia respiratoria a los pacientes hospitalizados con la finalidad de que el pulmón se expanda y se lastime lo menos posible.

“La edad es un factor que hace que un paciente tenga mayor probabilidad de hacer fibrosis pulmonar. Personas que sobreviven al COVID-19 con compromiso pulmonar extenso y tienen avanzada edad no son elegibles para trasplante de pulmón”, refirió Cubas Paredes.

Explicó que en la segunda ola hay pacientes de 20 y 30 años con enfermedad pulmonar severa, pero por su edad tienen menos probabilidad de hacer fibrosis pulmonar posterior, aun así, es una preocupación por lo que estos pacientes deber recibir un seguimiento posterior clínico y funcional.

Cubas recomendó a los pacientes con COVID-19 quedarse en casa y acudir al hospital solo si tienen una oxigenación debajo de 95. “Si el paciente tiene una enfermedad preexistente y sospecha que está iniciando un cuadro de enfermedad COVID-19, debe pedir una teleconsulta, sí es factible monitorear al paciente sin que este salga de su casa”, finalizó.