Peruanos cambian sus hábitos de compra de seguros privados de salud
Peruanos cambian sus hábitos de compra de seguros privados de salud

El 79,7% de peruanos cuenta con algún tipo de seguro de salud de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI). Sin embargo, la cantidad de ciudadanos que cuentan con algún nivel de cobertura en instituciones privadas aún es reducida. Esto a pesar que la oferta de salud ha venido ampliándose estos últimos años.

La emergencia sanitaria del COVID-19 ha mostrado la importancia de contar con un seguro privado de salud, debido a las facilidades en atención que pueden poseer. Frente a esto, María Luisa Zuñiga, country manager de , plataforma web que facilita la búsqueda y comparación de seguros de salud, EPS y planes clínicos. comenta cuáles son esos nuevos hábitos de los usuarios de seguros privados de salud generados a raíz de la pandemia.

Incremento del público jóven y femenino: Cada vez son más jóvenes interesados en adquirir un seguro privado de salud, a diferencia de años pasados. La tendencia se observa principalmente en mujeres jóvenes entre 25 y 30 años. Según Zuñiga, esto se debe a que la pandemia ha concientizado aún más la idea de que las enfermedades no distinguen género ni edad.

Seguros de salud para toda la familia: La alta incidencia del COVID-19 en las familias peruanas ha ocasionado un mayor interés por asegurar a todos los integrantes de una, sobre todo por temas de prevención.

Mayor conciencia de ahorro: La especialista destaca que cada vez más son los peruanos que perciben a los seguros privados de salud como una inversión para la salud, cuya suscripción les permite ahorrar más ante cualquier emergencia.

Valoración de las facilidades de atención: La pandemia ha evidenciado las falencias de nuestro sistema público de salud, lo que ha ocasionado una mayor valoración de las facilidades de atención que los seguros privados de salud brindan.

Asistencia médica sin salir de casa: Es sabido que el COVID-19 ha modificado muchos aspectos de nuestros hábitos como, por ejemplo, el uso de tecnologías. Estas están demostrando su utilidad en la cotidianeidad, sobre todo en el aspecto en la medicina, puesto que son cada vez más los peruanos que la utilizan para recibir atención médica a distancia.