Rusia reconoció carecer de una “imagen clara” de la magnitud de los contagios en el país, donde hasta ahora el número de casos registrados sigue siendo bajo en comparación con Europa en particular. El presidente Vladimir Putin recorrió hospital en Moscú para conocer la realidad.

Vladimir Putin utilizó un traje de protección de Tipo 3 contra una amplia gama de sustancias químicas orgánicas e inorgánicas y biológicas potencialmente peligrosas.

La ropa descartable de protección química que usó Putin es de categoría III, tipo 3-B, 4-B, 5-B y 6-B. Con barrera contra agentes infecciosos, protección contra contaminación radioactiva y tratamiento antiestático en el interior.

Vestido con el traje protector y una máscara antigás, Putin visitó, además, el hospital de Kommunarka, en las afueras de Moscú, que trata a la mayoría de los pacientes de la capital infectados por el virus.

El traje de Vladimir Putin tiene estas características:

Coronavirus: Presidente de Rusia usó traje nuclear y contra radioactividad para visitar a contagiados del virus en hospital
Coronavirus: Presidente de Rusia usó traje nuclear y contra radioactividad para visitar a contagiados del virus en hospital

En varias ocasiones la semana pasada, el jefe de Estado hizo referencia a una situación bajo control, señalando con el dedo la situación en Francia y en Italia. En Rusia, oficialmente se reportan hasta este martes 495 casos de COVID-19.

El jefe médico Denis Protsenko recalcó que era necesario prepararse para afrontar un "escenario italiano", al referirse a la grave situación en Italia donde el nuevo coronavirus deja más de 6.000 muertos.

"Si hay un gran pico (de contaminación), y Moscú está en este camino, nuestro hospital está listo a una transformación", para acoger a un máximo de pacientes, dijo.

El alcalde de Moscú, que impuso en la ciudad las medidas más estrictas en Rusia, como una cuarentena a los viajeros, la limitación de reuniones públicas o el cierre de centros escolares y lugares de diversión, consideró, además, que las otras regiones rusas debían seguir ese ejemplo.

Sobianine pidió principalmente que las personas mayores de 65 años permanezcan confinadas en sus casas, como ocurrirá en Moscú a partir del jueves.

El alcalde señaló la necesidad de registrar a los viajeros que regresaron del extranjero en las últimas semanas, pues muchos han regresado de zonas contaminadas.

El alcalde, cercano a Putin, reveló que en Moscú el número de 290 casos registrados hasta ahora estaba subestimado. Seguramente hay entre 400 y 500, agregó."Es una situación seria que se está desarrollando", dijo Sobianine al presidente ruso.

“El problema es que el volumen de las pruebas es muy bajo, y nadie tiene una imagen clara” dijo el alcalde de Moscú, Sergueï Sobianine, quien dirige el grupo de trabajo de lucha contra la epidemia y participaba en un reunión con el presidente Vladimir Putin.

Mira este video recomendado:

Coronavirus: Dr. Trome explica los mitos y verdades del COVID-19



TE PUEDE INTERESAR: