El consumo de cuy aporta beneficios para la salud y la crianza es fuente de trabajo para 800 mil familias peruanas. (Isabel Medina / Trome)
El consumo de cuy aporta beneficios para la salud y la crianza es fuente de trabajo para 800 mil familias peruanas. (Isabel Medina / Trome)

El cuy, animalito andino de rica y nutritiva carne, ‘se ha puesto de moda’ y su valor y demanda está creciendo en tiempos de pandemia, destaca el prestigioso .

Reconocido desde tiempos ancestrales, aunque también muchos lo han dejado de lado por su aspecto de roedor, destaca ahora con más fuerza como un ‘superalimento’, más aún en este contexto de pandemia.

La buena fama del cuy, llamado en Europa como ‘conejillo de indias’, está ligada a su aporte nutricional y beneficios como aliado para fortalecer las defensas del organismo y lo que ha favorecido el incremento de su demanda.

MIRA: Junín: pacientes COVID-19 podrían reforzar su sistema inmunológico con el consumo de carne de cuy

GRAN VALOR NUTRICIONAL

“Es rico en proteínas de alto valor biológico, bajo en grasas y por tal también en colesterol a diferencia de las carnes rojas. Además, tiene colágeno, ácidos grasos esenciales (ayudan al desarrollo de neuronas y membranas celulares), vitaminas y minerales; pero muchos aún ignoran el gran valor nutricional de esa carne y sus diversos beneficios por ejemplo contra la diabetes y para fortalecer el sistema inmunológico que ayuda a recuperar pacientes de ”, dijo la nutricionista del Portal Salud en Casa, Giulianna Saldarriaga, a Trome.

Su carne es muy versátil para la gastronomía peruana, no solo en tradicionales y suculentos potajes como el cuy chactado, picante de cuy, el chicharrón de cuy, sino que ya se prepara en adobo, a la brasa, a la caja china, en cebiche, chi jau cuy, inclusive en derivados como embutidos, jamón y nuggets o trozos empanizados.

FUENTE DE SAUD Y TRABAJO

La demanda impulsa la crianza y con ello mejora la economía de las comunidades campesinas productoras de cuyes.

La publicación de El País refiere el éxito de la comunidad campesina Cuculí Villa Pampilla, en la provincia de Huarochirí (Lima), donde las mujeres lideran la crianza y cadena productiva del cuy, que les significa también una forma de independencia económica.

Allí, destaca el testimonio de Dora Santos, quien afirma que consumir a diario caldo de carne de cuy le permitió recuperarse del coronavirus. También resalta que en otras regiones aseguran que se recuperaron de ese virus y de otras enfermedades consumiendo cuy en sabroso caldo y otros potajes. (Isabel Medina)

SEPA QUE:

*Más de 800 mil familias en Perú crían cuy como actividad comercial, es su fuente de trabajo, destaca el Midagri.

*La técnica y capacitación han permitido mejorar las razas de cuyes, su peso, calidad genética y reproducción.