Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Día del Padre: Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos

Se llama Germán Márquez Gómez, trabaja para el Serenazgo de Lima y su secreto para mantenerse fuerte es comer pescado, frejoles y pallares. 

Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos
Sereno de 85 años no quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos

A pesar de sus 85 años, don Germán Márquez Gómez, el papito sereno más longevo de la Municipalidad de Lima , se siente más fuerte que un roble y no piensa jubilarse. Nació en Chulucanas (Piura), de joven cumplió el servicio militar obligatorio y hoy da la vida por sus hijos y nietos.

Con orgullo, el popular ‘sargento Márquez’, como lo llaman sus colegas, cuenta que a los 18 años aprendió a manejar carro y se convirtió en su pasión. A los 22 años, llegó a la capital a probar suerte y trabajó como chofer en la hacienda Chacra Cerro, en Carabayllo, y en la minera Corcona.

“En 1975 ingresé la Municipalidad de Lima y hacía movilidad a los jefes de talleres y alcaldes, como Alfonso Barrantes, Jorge del Castillo y Alberto Andrade. Incluso llevaba a sus esposas”, aseguró don Germán, quien vive en Carabayllo. En los años 90 pasó al área de Serenazgo , siempre como chofer, y ha hecho patrullaje manejando enormes tráileres donde trasladaba a más de 200 agentes municipales.

ORGULLOSOS
“Me gusta lo que hago, soy responsable y nunca he recibido castigos o llamadas de atención. Mi esposa Alejandrina me dice que ya descanse, pero todavía me siento con fuerzas”, comenta el sereno.

Con lo que gana, este ejemplar padre y abuelo ha levantado su casa y sacado adelante a sus cuatro hijos y ahora, que ya están adultos, ayuda a sus nietos y bisnietos. “Ellos están muy orgullosos de mí y siempre los voy a ayudar hasta que Dios me dé vida”, finalizó.

SEPA QUE...
*Ahora que su brevete ya caducó, pasó al área de Cuartelería y cuida los casilleros de sus compañeros.
*Para mantenerse saludable, una vez a la semana sale a trotar con sus vecinos en el parque Manco Cápac.
*Toma leche con soya y consume pescado bonito, cachema, frejoles canarios y pallares.
*Le gusta ver televisión, nunca reniega y da consejos a sus amigos serenos.
*No quiere jubilarse y con lo que gana ayuda a sus nietos y bisnietos

Cargando siguiente contenido

Portada