Se debe evitar endeudarse para poder vivir tranquilos.
Se debe evitar endeudarse para poder vivir tranquilos.

Antes de acceder a un financiamiento es importante evaluar su capacidad de endeudamiento y capacidad de pago, esto para que el crédito obtenido no genere complicaciones en cubrir el pago de necesidades básicas.

En ese sentido, Experian Perú brinda consejos para evitar el sobreendeudamiento y tener una salud financiera positiva, de modo que sea posible para el cliente disfrutar de los beneficios de un crédito sin la necesidad de encontrarse en aprietos hacia fin de mes:

1. Llevar un orden y mapeo de cada préstamo solicitado: es importante tener muy presente que cualquier préstamo que se solicite, tendrá que ser pagado en las fechas acordadas. “Por ello, conocer nuestra situación financiera antes de solicitar uno es primordial. Ayudarse de herramientas como un calendario o un aplicativo, en donde se puedan colocar las fechas de pago, es un consejo muy útil”, indicó Sergio Rivera, gerente comercial de ECS Experian Perú.

LEE: Ministerio de Cultura: “Gobierno del Bicentenario es del pueblo y para el pueblo”

2. Definir si realmente se necesita acceder a un nuevo crédito: es importante que como consumidores definamos nuestras prioridades y gastemos nuestros ingresos de forma inteligente, evitando las compras por impulso. Si se tienen compromisos de pago pendientes, la mejor recomendación es empezar a pagar primero aquellos que se tienen pendientes para que no se acumulen. Hacer un presupuesto es una opción.

3. Siempre informarse previamente sobre las condiciones del crédito: cada crédito o préstamo tiene condiciones específicas, por ello es importante que como consumidor se entiendan todas las obligaciones y costos que implicará acceder al mismo antes de aplicar o postular para evaluación. Saber aprovechar un crédito es fundamental, y hay que estar consciente que su uso debe tener un objetivo claro.

4. Evite utilizar créditos para pagar otros créditos: recuerde que esto podría generar un círculo vicioso de nunca acabar y podría afectar a sus finanzas. Recuerde que solo se debe acceder a un crédito cuando se haya evaluado su capacidad de pago para cumplir con las fechas y compromisos que un crédito trae consigo.

5. No acepte préstamos que no ha solicitado o que sabe no podrá pagar: aunque parezcan ofertas atractivas, recuerde que adquirir un crédito adicional sin ningún propósito va a convertirse en una obligación financiera que mes a mes representará un gasto fijo en sus ingresos.

Finalmente, lo principal es ser capaces de hacer una planeación financiera que nos permita reducir los financiamientos solicitados y cancelarlas lo más pronto posible de manera responsable. Eso implica realizar cambios positivos en los hábitos de consumo y pago, que conllevarán al desarrollo de responsabilidad financiera y nos pueden ayudar a construir un perfil crediticio positivo.

TAMBIÉN: Zoológico Huachipa: Animalitos rescatados y sus tristes historias con finales felices