En esta primera etapa la cadena de cines ha anunciado la reapertura de algunos de sus locales. (Foto: Facebook Cinestar)
En esta primera etapa la cadena de cines ha anunciado la reapertura de algunos de sus locales. (Foto: Facebook Cinestar)

La compañía Cinestar anunció este lunes la, con lo que se convierte en la primera firma del sector en volver a proyectar películas tras más de un año de haber permanecido paralizada ante la llegada del coronavirus a Perú.

MIRA: Giovanni Ciccia: “Por el cierre de los cines no puedo estrenar mi última película”

¡Hoy Abrimos nuestras Salas! Te esperamos, para seguir viviendo la magia del cine con todos los Protocolos de Seguridad”, indicó la firma a través de sus redes sociales.

La venta de tickets se realizará solo a través de la boletería de las salas que reanudarán sus operaciones o mediante el aplicativo móvil.

En esta primera etapa la cadena de cines ha anunciado la reapertura de algunos de sus locales, entre los que se encuentran los ubicados en San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, Rímac, Breña, Comas, Chimbote y Tacna.

Han quedado excluidos los locales Excelsior (Cercado de Lima), Aviación (San Borja), Benavides (Santiago de Surco), Chorrillos Premium, Pucallpa (Amazonas), Talara (Piura), Porteño (Callao) y Tumbes.

La compañía no ha especificado si realizará la venta de bebidas y alimentos dentro de las salas de cines, un tema de controversia que ha mantenido el sector con el Poder Ejecutivo. La ley actual restringe a las empresas comercializar estos productos a fin de evitar posibles contagios de COVID-19.

Pese a contar con autorización para volver a operar desde mediados de marzo, las cadenas de cine se habían negado a volver a abrir al argumentar que el impedimento de alimentos no les permitiría obtener los ingresos necesarios para mantener sus negocios a flote.

Sin embargo, ha trascendido a través de los medios de comunicación que la Asociación Nacional de Cines del Perú (Anasaci) ha buscado sostener mayores reuniones con el Gobierno a fin de presentar estudios que han comprobado que el consumo de alimentos en salas no genera riesgos de contagio.