Las empresas de , debido a que son herramientas que buscan emplear los emprendedores como alternativa para conseguir liquidez de manera inmediata o a tasas de descuento más competitivas. Entre enero y abril de este año se negociaron 328,155 facturas por S/ 8,226 millones, lo que representa un incremento de más del 40% respecto al mismo periodo de 2021, según datos del Ministerio de la Producción (Produce).

Al respecto, Matías Maciel, cofundador y CEO de Rextie, sostuvo que este aumento es un claro indicador de recuperación económica, especialmente de las pequeñas empresas que suelen apostar por esta modalidad de financiamiento.

Indicó que, de acuerdo a cifras de Cavali, la tendencia de creciente del monto financiado vía operaciones de factoring, representan al cierre de 2021 el 2.60% del PBI total a comparación de nuestro país vecino como Chile, que alcanzó el 12% de su PBI en los montos negociados.

“En el Perú hay una gran oportunidad con esta herramienta que se debe seguir impulsando dando a conocer sobre los beneficios que trae el factoring”, refirió.

Señaló que, en el caso de su empresa, el dinero por esta operación se puede recibir en un plazo de 48 horas o incluso el mismo día y a tasas competitivas entre 1% a 1.5% mensual. “No solo se trata de temas de costos, sino también de rapidez. La principal ventaja es que las pequeñas y medianas empresas ya no están excluidas”, acotó.

Además, mencionó que otra de las ventajas es que es 100% online, sin traslados ni papeles.

¿Pero quién supervisa a las empresas de factoring?

En Perú, las empresas de factoring no están sujetas al envío de reportes a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), caso contrario de los mecanismos que sí cuenta por regulación en Chile.

Hace más de un mes, se han realizado adquisiciones de parte de fondos de inversión de empresas de factoring en Chile, lo que ha levantado alertas de parte de analistas financieros y de reguladores, por concentración y su posible relación con el movimiento de fondos en paraísos fiscales, informaron medios chilenos.

Aún más, la prensa del sur indica que se extienden sus efectos en el Perú, debido a que esta compañía también opera en el territorio nacional.

En ese sentido, el cofundador de Rextie sostuvo que en el Perú hay un control para los actos “irregulares” de las empresas de factoring formales.

Comentó que la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) registra a las empresas de factoring, mientras que las facturas se inscriben en Cavali como instrumento financiero para negociarse.

“Creo que indirectamente está presente la UIF, porque las transacciones se hacen de manera digital y todas las que están registradas en la SBS tienen control en la UIF. En las empresas formales no hay una fuente de mayor riesgo (de lavados de activos)”, precisó.

Según la abogada penalista, Liliana Calderón, para que una empresa de factoring tenga como obligación legal de reportar a la Unidad de Inteligencia Financiera debe de estar bajo la condición de sujeto obligado.

“Un sujeto obligado es una persona natural o jurídica que tiene que implementar un sistema de prevención de lavado de activos y financiamiento de terrorismo por los riesgos propio de la actividad económica que realiza”, precisó.

Para que esa medida ocurra, explica la abogada, tiene que pasar por una evaluación de la UIF y considere que ese sector es riesgoso y propenso para el lavado de activo.

“Además, esto tendría que pasar por un análisis de la SBS y una sustentación en ese sentido de posibles riesgos”, mencionó.

MÁS INFORMACIÓN:


tags relacionadas