Adiós a la confitería, hasta nuevo aviso. (Foto: GEC)
Adiós a la confitería, hasta nuevo aviso. (Foto: GEC)

El Gobierno publicó los protocolos para la reactivación de los y gimnasios. En el caso de los primeros, prohíbe el consumo de alimentos y bebidas. Es decir, no habrá pop corn ni gaseosa.

Los protocolos estuvieron a cargo del Ministerio de la Producción y se publicaron hoy en edición extraordinaria del diario oficial El Peruano.

Cines

Para los cines, la norma establece un distanciamiento mínimo de 2 metros entre butacas ocupadas; 1.5 metros en las colas y de 2 metros en ascensores y servicios higiénicos. También dispone la señalización en los pisos de áreas comunes.

Se fomentará el uso de canales virtuales para la venta de las entradas. En caso de la venta presencial, se motivará el uso de tarjetas de débito o créditos. Además, se emplearán barreras físicas (pantallas o mamparas) entre trabajadores y cliente.

También se indica que la exhibición de películas deberá ser en forma escalonada y que tras el fin de cada función se desinfectarán los pisos, barandas, butacas y posavasos.

En las salas se deberá contar con un sistema de renovación cíclica del aire; puertas de ingreso y de emergencia abiertas, entre funciones, para la renovación de aire fresco; el retiro de las personas tendrá que ser fila por fila; el personal que labora en atención al cliente en la sala usará careta facial y mascarilla.

Por último, el Gobierno anunció que no se permitirá el consumo de bebidas y alimentos.

Gimnasios

En el caso de esta actividad económica, la asistencia de los clientes será previa programación; y se establece una distancia de 2 metros para ejercicios de fuerza y 3 metros para entrenamiento grupal.

De igual manera, el tiempo de permanencia recomendado para los clientes será de 1 hora como máximo; se les instará a mantenerse en el uso de la misma máquina, evitando la rotación entre estas y desinfectándolas después de cada uso; y se aumentará la renovación del aire, especialmente en las áreas con mayor cantidad de personas.

En cuanto a la limpieza, no se permitirá desinfectar a las personas haciendo uso de los túneles de desinfección, porque representan un riesgo a la salud. Por último, se suspenderá el servicio de valet parking y, en lo posible, de las máquinas dispensadoras de alimentos; además no estará autorizado el uso de vestidores, duchas y saunas.