Educación: Se acaba el colegio, es hora de elegir una carrera

El futuro profesional debe plantearse interrogantes cómo ¿cuál es mi sueño? ¿cuáles son mis metas a nivel personal y profesional? ¿cómo me veo en el futuro?

Educación
Año Escolar 2019: conoce aquí cómo detectar si el colegio donde estudiará tu hijo es formal o informal
Educación

Miles de escolares terminarán este año la secundaria y todavía no se deciden qué hacer con su futuro. Antes de elegir hay que tener en cuenta ciertas cosas que aquí te contaremos. Toma nota.

“Cuando se trata de elegir una carrera profesional, debemos cambiar nuestra visión. La decisión no es qué estudiar sino qué quiero ser de aquí a diez años”, asegura Carla Olivieri, rectora & CEO de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina. 

Para la educadora, los jóvenes deben hacer el ejercicio de visualizar cómo se ven en el futuro y especialmente, diseñar su propia fórmula de felicidad y ver cómo su vida profesional encaja en ella – y no al revés, como lo realiza la mayoría. Es visualizar tu vida en el futuro y a partir de ese punto retroceder en el tiempo para tomar la decisión en la actualidad. Olivieri asegura que una persona que elige estudiar algo que le apasiona, y asociado a la felicidad, tiene casi garantizado el éxito. 

También hay otros aspectos que se deben tomar en cuenta al elegir una carrera profesional:

1. Obtener buena información: Hacer una búsqueda rápida en Internet no es suficiente ya que se trata de una decisión que nos acompañará para toda la vida. Lo mejor es investigar profundamente, asistir a charlas informativas para asegurarse no sólo el foco de la carrera, sino que el estilo de enseñanza de la casa de estudios se adecua a la forma cómo le gusta aprender al joven.


2. Proyectarse a largo plazo: El futuro profesional debe plantearse interrogantes cómo ¿cuál es mi sueño? ¿cuáles son mis metas a nivel personal y profesional? ¿cómo me veo en el futuro?. Las respuestas le darán un panorama más claro.


3. Conocer fortalezas y debilidades: El estudiante debe estar consciente de que sus debilidades no lo limitan cuando elige una profesión, ya que puede reforzarlas.

4. Visitar instituciones educativas: Asistir a charlas en una universidad o instituto le permitirá al postulante conocer la metodología de la casa de estudios y saber si conecta con él.

5. Confiar en el 'yo interior':
Es fundamental que el adolescente confíe en lo que dice su 'yo interior' sobre hacia dónde se inclina su vocación y sobre todo, sus intereses, sin dejarse llevar por influencias externas.

“Así como los jóvenes, los padres también deben investigar sobre los intereses de sus hijos y las tendencias aquí y en el mundo, pero sobre todo saber cómo acompañarlos en este proceso. Algo muy positivo, por ejemplo, es que participe de las charlas de orientación vocacional que ofrecen las universidades o institutos, así despejarán sus dudas sobre las opciones que le llaman la atención a su hijo o hija y entender que las necesidades de las empresas han cambiado mucho desde la época en que ellos se formaron como profesionales”, finalizó Olivieri. 

Ir a portada