El clown y los títeres han hecho que pueda enfrentar sus miedos, que se acepte con sus errores y virtudes.| Fotos: Allengino Quintana / Trome.
El clown y los títeres han hecho que pueda enfrentar sus miedos, que se acepte con sus errores y virtudes.| Fotos: Allengino Quintana / Trome.

A sus 35 años, Jhon Gastelo Medina no se arrepiente de haber dejado su carrera de mecánica industrial para seguir lo que realmente le apasiona: el arte. Estudió en la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático y, antes de la , se dedicaba a hacer shows de clown y títeres en diferentes distritos de la capital. Por la situación actual ha optado por ofrecerlos de manera virtual y a la par dicta clases en una institución educativa.

Jhon, llevas varios años dedicado al clown y títeres…

Todo empezó en 2008 cuando llevé un curso de teatro por curiosidad. Me gustó e indagué más sobre ese arte. Al año siguiente integré la agrupación ‘Consorcio Cultural La Compañía’.

LEE: Conoce la historia del abuelito tiktoker que sorprende con lindas pinturas.

Entonces, ¿te preparaste más?

Si, en 2010 ingresé a la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático y dejé mi carrera de mecánica industrial en Senati.

Algunos dicen que el arte es solo talento, ¿qué opinas?

Es importante el talento natural, pero si quieres ser un artista completo es necesaria la preparación y el estudio constante. Por ejemplo, construir un personaje requiere de mucho trabajo de campo y lectura.

¿Cómo te conocen en el mundo del clown?

Soy… suenan los tambores… ‘Naricita’.

¿Y cómo empiezas con los títeres?

Comencé a explorarlos en la escuela de arte. Mi primer títere fue Ateneo, medía unos 60 centímetros y fue una bonita experiencia crear el personaje y también confeccionarlo.

MIRA: Peruano tiene la colección más grande de ‘Los caballeros del Zodiaco’

¿Aún lo conservas?

Sí, pero ahorita está con descanso médico. Mi hijita de dos años jugó con él y lo lesionó, ja, ja, ja.

¿Tú mismo confeccionas los muñecos?

Claro, el titiritero es el terror de las familias.

¿Por qué?

Porque en cualquier momento desaparecen de la casa ollas, cucharones, telas… diferentes cosas que usamos para hacer los títeres o para la escenografía de las obras (risas).

Cuenta que los shows virtuales te acercan al público, pero la química no es la misma y se pierden algunas emociones.| Fotos: Allengino Quintana / Trome.
Cuenta que los shows virtuales te acercan al público, pero la química no es la misma y se pierden algunas emociones.| Fotos: Allengino Quintana / Trome.

¿Qué es para ti ser clown y titiritero?

Un cambio de vida. Ha hecho que pueda enfrentar mis miedos, que me acepte con mis errores y virtudes, y que dé alegría a los demás con mi arte.

La pandemia afectó tus presentaciones…

Como a todos mis compañeros. Yo me siento privilegiado porque unas semanas antes de ingresé a trabajar a un colegio como profesor de arte.

¿Extrañas los escenarios?

Sí y la alegría del público. Los shows virtuales nos acercan, pero la química no es la misma y se pierden algunas emociones.

¿Con tu agrupación dan talleres virtuales?

Sí, también damos shows infantiles virtuales para cumpleaños u otros eventos. No usamos un lenguaje agresivo, vulgar o muy burlesco. Creemos que en los shows se debe respetar la integridad de todas las personas.

¿Dónde pueden ver los talleres que ofrecen?

En la página de Facebook de ‘Consorcio Cultural La Compañía’.

TE PUEDE INTERESAR: