1 de 14
Desde la infancia Giancarlo, siempre tuvo un afecto grande por los animales. Ahora, mediante su moto va a los distintos lugares de lima para poder atender a las familias cuyos perros son difíciles de controlar.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Un amor incondicional.

Desde la infancia Giancarlo, siempre tuvo un afecto grande por los animales. Ahora, mediante su moto va a los distintos lugares de lima para poder atender a las familias cuyos perros son difíciles de controlar. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

2 de 14
Giancarlo antes de poder entrar al domicilio de la familia y ver el caso del can, conversa primeramente con ellos. ¿Desde cuándo tiene el comportamiento el perro?, ¿Sufrió alguna agresión, antes?, son preguntas fundamentales antes de ver al perro y comenzar con la rehabilitación.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Previa comunicación

Giancarlo antes de poder entrar al domicilio de la familia y ver el caso del can, conversa primeramente con ellos. ¿Desde cuándo tiene el comportamiento el perro?, ¿Sufrió alguna agresión, antes?, son preguntas fundamentales antes de ver al perro y comenzar con la rehabilitación. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

3 de 14
El objetivo de la rehabilitación canina es que el can aprenda a que los humanos no los van a atacar o lastimar, si no, que haya relación mutua y compartido con responsabilidad.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Aprender.

El objetivo de la rehabilitación canina es que el can aprenda a que los humanos no los van a atacar o lastimar, si no, que haya relación mutua y compartido con responsabilidad. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

4 de 14
Una vez que Giancarlo ocupa su espacio del can, utiliza el lazo de entrenamiento para inmovilizar al perro. En esta ocasión el dueño del can debe estar lejos del aérea de rehabilitación.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
El lazo de entrenamiento.

Una vez que Giancarlo ocupa su espacio del can, utiliza el lazo de entrenamiento para inmovilizar al perro. En esta ocasión el dueño del can debe estar lejos del aérea de rehabilitación. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

5 de 14
Hace algunos años, Giancarlo sufrió un accidente vehicular y perdió una pierna. Esto no fue impedimento. El apoyado con sus muletas, camina y hasta sube cerros para realizar su trabajo … su don de rehabilitador. 
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
No existe las limitaciones.

Hace algunos años, Giancarlo sufrió un accidente vehicular y perdió una pierna. Esto no fue impedimento. El apoyado con sus muletas, camina y hasta sube cerros para realizar su trabajo … su don de rehabilitador. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

6 de 14
Una vez, pasado la etapa difícil de controlar al can Giancarlo comienza a relajar a la mascota. Como observamos en la imagen, toca las patitas del can para ayudar a liberar sus tensiones igual hace con las demás partes del cuerpo: lomo, cola, cabeza…etc.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
La relajación.

Una vez, pasado la etapa difícil de controlar al can Giancarlo comienza a relajar a la mascota. Como observamos en la imagen, toca las patitas del can para ayudar a liberar sus tensiones igual hace con las demás partes del cuerpo: lomo, cola, cabeza…etc. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

7 de 14
Giancarlo utiliza varios métodos para resolver al instante algún problema en su rehabilitación hacia el perro. En este caso como observamos en la imagen, se las ingenia para seguir mejorando el bozal, que le había quedado muy ajustado al can.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Capacidad para resolver un problema.

Giancarlo utiliza varios métodos para resolver al instante algún problema en su rehabilitación hacia el perro. En este caso como observamos en la imagen, se las ingenia para seguir mejorando el bozal, que le había quedado muy ajustado al can. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

8 de 14
Giancarlo graba el proceso de rehabilitación al can con el objetivo de concientizar a las personas, de que, los perros con conducta agresiva no son un peligro, si no que tienen un proceso de rehabilitación y puedan tener una segunda oportunidad con mucha responsabilidad y convertirlos en perros sociables. 
A Giancarlo lo puedes encontrar en Facebook como: Giancarlo Alva rehabilitador canino y en Instagram como: @giancarlo.alva

Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Compartir en Redes.

Giancarlo graba el proceso de rehabilitación al can con el objetivo de concientizar a las personas, de que, los perros con conducta agresiva no son un peligro, si no que tienen un proceso de rehabilitación y puedan tener una segunda oportunidad con mucha responsabilidad y convertirlos en perros sociables. A Giancarlo lo puedes encontrar en Facebook como: Giancarlo Alva rehabilitador canino y en Instagram como: @giancarlo.alva Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

9 de 14
Este caso de conductas agresivas de los canes mayormente se produce más por el factor humano, hasta el punto de ser incontrolables.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
El comportamiento de un can.

Este caso de conductas agresivas de los canes mayormente se produce más por el factor humano, hasta el punto de ser incontrolables. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

10 de 14
Para lograr esta difícil tarea, Giancarlo utiliza métodos para que el can se tranquilice. Ocupa su territorio y mediante su voz fuerte, utiliza palabras y movimientos tácticos para que el perro se inmovilice y se relaje. Mayormente cuando Giancarlo inicia este proceso, el can hace movimientos bruscos que un primer momento son difíciles de controlar.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
El proceso de rehabilitación.

Para lograr esta difícil tarea, Giancarlo utiliza métodos para que el can se tranquilice. Ocupa su territorio y mediante su voz fuerte, utiliza palabras y movimientos tácticos para que el perro se inmovilice y se relaje. Mayormente cuando Giancarlo inicia este proceso, el can hace movimientos bruscos que un primer momento son difíciles de controlar. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

11 de 14
Giancarlo tiene un centro de rehabilitación canina llamado “Patitas Felices” en Ancón. Él trabaja ahí con sus hijos, quienes también tiene la pasión por cuidar a los perros.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
Patitas Felices.

Giancarlo tiene un centro de rehabilitación canina llamado “Patitas Felices” en Ancón. Él trabaja ahí con sus hijos, quienes también tiene la pasión por cuidar a los perros. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

12 de 14
En su depresión por el accidente vehicular, Giancarlo en su dolor escucho la palabra de Dios. Él lo guió y le dio las fuerzas para encomendarle esta misión humanitaria: El de ayudar a rehabilitar perros y tengan una mejor vida.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
La palabra de dios.

En su depresión por el accidente vehicular, Giancarlo en su dolor escucho la palabra de Dios. Él lo guió y le dio las fuerzas para encomendarle esta misión humanitaria: El de ayudar a rehabilitar perros y tengan una mejor vida. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

13 de 14
Giancarlo, después del accidente vehicular que le hizo perder una pierna, tuvo un difícil proceso de recuperación, no se rindió y siguió adelante. La prótesis de su pierna es un claro ejemplo de ello.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
El proceso de seguir adelante.

Giancarlo, después del accidente vehicular que le hizo perder una pierna, tuvo un difícil proceso de recuperación, no se rindió y siguió adelante. La prótesis de su pierna es un claro ejemplo de ello. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec

14 de 14
Una vez relajado el can, Giancarlo conversar con los dueños de la mascota y les indica los procesos de rehabilitación. Estos ejercicios deben hacerse inter- diario, obligatoriamente, para que el perro obedezca y sus dueños se sientan más tranquilos.
Foto: Jorge Cerdan @photo.gec
El otro entrenamiento.

Una vez relajado el can, Giancarlo conversar con los dueños de la mascota y les indica los procesos de rehabilitación. Estos ejercicios deben hacerse inter- diario, obligatoriamente, para que el perro obedezca y sus dueños se sientan más tranquilos. Foto: Jorge Cerdan @photo.gec