La historia del ‘papá' de Jaime Bayly, Mónica Delta, Alejandro Guerrero y Rosana Cueva | Por: José Llaja, reportero
La historia del ‘papá' de Jaime Bayly, Mónica Delta, Alejandro Guerrero y Rosana Cueva | Por: José Llaja, reportero

Sus 40 años de trayectoria, todos en Panamericana Televisión, hacen a José Llaja el camarógrafo más querido y respetado del gremio. Sus ojos -o mejor dicho, sus cámaras- han visto todas las escenas que un humano pueda imaginar. Maestro de periodistas peruanos de renombre, escribe en sus memorias, las que probablemente sean las semillas de su próximo libro. Empecemos:

Todos le decíamos maestro. Y el histórico Julio Estremadoyro se lo había ganado a punta de empeño. Era el ‘sensei’ de en esos viejos y convulsos años 80. Todos quienes pasábamos por el área de prensa teníamos que vernos la cara con él. Entonces era un hombre delgado, con el cabello negro y una sonrisa de niño pícaro, que explotaba como ninguno cuando un periodista la ‘cagaba’.

Había llegado a Panamericana en los años 60 y era el engreído de . ‘Papaupa’ se lo había jalado de la prensa escrita y lo puso como director del entonces noticiero ‘El Panamericano’ durante tres meses. Luego de una magnífica temporada, el ‘Zar de las telecomunicaciones’ le ofreció un cheque en blanco para que continuara en su puesto. Desde entonces, don Julio Estremadoyro comandó el área de prensa de Canal Cinco durante más de 30 años.

Una jovencísima Mónica Delta dando sus primeros pasos en el periodismo en Panamericana Televisión.
Una jovencísima Mónica Delta dando sus primeros pasos en el periodismo en Panamericana Televisión.

UNA VOZ QUE HACÍA TEMBLAR PANAMERICANA

Yo jamás en mi carrera como reportero había escuchado una voz tan estrepitosa como la suya: “¡¡Que sea la última vez!!”, vociferaba a quienes entraban a su oficina. Y las lunas del canal temblaban como si acabase de ocurrir un terremoto. A pesar de ello, nunca supe que haya despedido a un colega. Tenía el alma noble y más bien protector de un padre. Pero era perfeccionista hasta el hartazgo y hoy, quienes pasamos por su ‘escuela’, se lo agradecemos enormemente.

Puedes leer: Genaro Delgado Parker, su mansión en Miami y sus secretos mientras bebemos un whisky: un relato del viejo periodista José Llaja

Fue productor y director de todos los noticieros de Panamericana Televisión. Cuando llegaba exhausto de mis comisiones, de inmediato me decía: “Llaja, vamos a chequear las imágenes”. Y nos sentábamos, junto al reportero, a revisar todo, absolutamente todo, el material que venía de la calle. “Esto está bien. Esto no sirve”, decía a uno y otros.

Bajo su batuta, los noticieros del canal se fueron haciendo sólidos y populares: Buenos días, Perú o Panorama. Él tenía ese olfato de sabueso para detectar la noticia. Es un instinto que he conocido en pocos periodistas. “¡Esa es la nota!”, aseguraba. Y, efectivamente, esa era la nota que marcaba la pauta nacional. Por eso le teníamos ley.

Yo lo conocí de jefe, no en la calle. Desde el ‘buque’ monitoreaba la chamba de decenas de periodistas en la cancha. Y no solo tenía olfato para la noticia, sino para descubrir nuevos talentos.

Don Julio Estremadoyro descubrió a un jovencito blanquiñoso, barbón, de voz aguardientosa: Alejandro Guerrero.
Don Julio Estremadoyro descubrió a un jovencito blanquiñoso, barbón, de voz aguardientosa: Alejandro Guerrero.

EL ‘FERRANDO’ DE GRANDES PERIODISTAS

Recuerdo claramente cuando un jovencito blanquiñoso, barbón, de voz aguardientosa llegó al canal. Este muchacho hacía el turno de la madrugada y era empeñoso como ninguno. Cada vez que don Julio Estremadoyro revisaba sus notas, hacía un gesto de satisfacción. “¿Quién es este muchacho?”, preguntó un día. Y así fue como le dio las coberturas especiales a . Luego lo lanzó a un dominical y finalmente lo nombró director de noticieros. Lo mismo sucedió con la hoy conductora de Panorama, , también con y la talensosa , hoy corresponsal de CNN.

Puedes leer: “Cubría un desfile de modas cuando mi beeper empezó a alertar: TARATA... TA-RA-TA”: un texto del veterano reportero José Llaja

Con Genaro Delgado Parker foguearon al entonces imberbe . Fue el cerebro de ‘Pulso’ y ‘Conexiones’, programas en los que yo también hice cámara, que luego lanzarían a la fama al ya conocido ‘Niño terrible’, uno de los periodistas más importantes e influyentes del Perú.

Jaime Bayly tuvo diversos programas en Panamericana Televisión, entre ellos: "Qué hay de nuevo", "Jaime Bayly en vivo" y "La noche es virgen". (Foto: Archivo de El Comercio)
Jaime Bayly tuvo diversos programas en Panamericana Televisión, entre ellos: "Qué hay de nuevo", "Jaime Bayly en vivo" y "La noche es virgen". (Foto: Archivo de El Comercio)

“EXTRAÑO LA TELEVISIÓN”

Ya en sus últimos años se dedicó a la docencia en las universidades más importantes del país. En una última conversación que sostuve con el maestro, cuando lo condecoraron por su larga trayectoria, me dijo con mucha nostalgia: “Llajita, no sabes cuánto extraño la televisión, la adrenalina del periodismo. Lo que daría por tener las fuerzas de antes, la misma agilidad para poder estar en una sala de redacción”.

Puedes leer: El terremoto en Ica y cuando tuve que dormir con un muerto: relato de José Llaja, legendario reportero de TV

No supe qué decirle al maestro Julio Estremadoyro. Realmente no sé qué hay después del periodismo. Es algo en lo que no he pensado ni pienso hacerlo... por ahora.

Nos vemos el próximo martes, siempre en , salgo de comisión.

TE VA A INTERESAR;