Si te encuentras en un proceso de selección para un puesto de trabajo, sigue estos consejos para que no caídas en desesperación (Foto: Pixabay)
Si te encuentras en un proceso de selección para un puesto de trabajo, sigue estos consejos para que no caídas en desesperación (Foto: Pixabay)

Las suelen ser complicadas y, además, con muchas etapas en el camino. El va de acuerdo al puesto, por lo que es diferente cada uno de ellos; sin embargo, a menudo suelen parecerse en todas las empresas. La primera entrevista, por ejemplo, es para seleccionar a los candidatos que tienen el perfil que busca la organización y llamarlos para una siguiente fase. El trabajo de los candidatos es hacerlo de tal manera que vaya pasando las fases hasta llegar a la última y definitivamente: ser contratado.

En la actualidad, muchas empresas suelen realizar las , esto con el fin de conocer más aspectos del candidato que no te permite hacerlo la típica entrevista pregunta-respuesta.

En una segunda entrevista, se establece una credibilidad dentro de la conversación que te dará puntos para el futuro. Y la tercera fase consiste en ajustar temas como el sueldo y la bonificación, la fecha de inicio o el tipo de contrato al que estarás sujeto, etc.

Algunas empresas cuentan con una cuarta o quinta fase, por lo que el candidato debe conocer en qué fase del proceso se encuentra. Aquí vienen los problemas y es cuando el proceso de selección se alarga demasiado al punto de pensar que quedaste fuera del proceso y la empresa descartó tu perfil para el puesto.

Algunas empresas cuentan hasta con cuatro etapas de un proceso de selección (Foto: Pixabay)
Algunas empresas cuentan hasta con cuatro etapas de un proceso de selección (Foto: Pixabay)

Pero, lo que realmente pasa, es que la empresa cuenta con procesos de selección largos que pueden durar incluso meses. Está claro que nada está seguro y el mejor consejo es esperar. Universia, en su versión española, compartió unos consejos que el postulante debe seguir cuando está en este tipo de proceso de selección.

¿TIENES QUE INCORPORARTE A OTRO TRABAJO?

Durante el período de selección, es posible que hayas tenido otras ofertas o debas reincorporarte a tu antiguo puesto. Si bien es un movimiento arriesgado, si el tiempo de espera se acaba puedes escribir un email a la persona que te entrevistó preguntar cómo va el proceso.

En el email se claro y honesto. Puede empezar agradeciendo el formar parte del proceso y que recibiste otras ofertas. Que, si bien esta empresa es tu primera opción, te gustaría saber si se conoce el plazo para tomar la decisión final, ya que tampoco quieres perjudicar a las otras compañías.

Cabe señalar que debes enviar este correo electrónico es cierto que debes incorporarte a otro trabajo, pues corres el riesgo de ser descartado del proceso de selección si aún se va a alargar más.

Entrevista de trabajo. Foto: AP
Entrevista de trabajo. Foto: AP

INVESTIGA SOBRE LA EMPRESA

En el tiempo que dura el proceso, quizás puedas conocer un poco más la historia, la misión y la visión de la compañía. Si no está disponible en su página web oficial o en Internet, puedes enviar un correo a la persona que te entrevistó para interesarte un poco más por su trabajo.

Posiblemente este email no obtenga respuesta, aunque te hará despuntar del resto de competidores y posicionarte como un profesional responsable y comprometido.

¿NO TE SELECCIONARON?

Los procesos de selección pueden alargarse por muchos motivos. Quizás en RRHH esperaban la aprobación del sueldo del candidato, se encontraban indecisos entre dos profesionales, etc. Si finalmente no te seleccionaron, debes mantener una actitud positiva. Seguramente, si has llegado hasta la etapa final del proceso, no es que hayas hecho nada mal, por lo que podrás afrontar el siguiente reto con más seguridad y confianza.

Lo normal es que tu ánimo decaiga durante la espera, aunque es importante que estés contento por haber pasado varias fases, ya que has superado a muchas personas que han quedado en el camino.