Familicidios: Machismo y celos provocan crímenes, advierte psiquiatra sobre aumento de asesinatos familiares

Especialista asegura que personas con rasgos psicopáticos asesinan a la pareja, los hijos y hasta se suicidan. Piden denunciar cualquier tipo de agresión para evitar desgracias.

Familicidios
Familicidios
Familicidios

Después del asesinato múltiple de un sujeto que mató a su esposa, hijito y cuñado el último miércoles y el caso de otro que le quitó la vida a martillazos a su pareja y tres hijos de 2, 4 y 6 años hace una semana, el pánico y horror por esta clase de crímenes familiares se ha apoderado de los peruanos. Según especialistas, los celos enfermizos son el principal ‘disparador’ de estas desgracias.

“Cada mes ocurren de dos a tres casos de familicidios (asesinan a pareja, hijos, luego a veces se suicidan)”, dijo a Trome el psiquiatra Freddy Vásquez, jefe de Emergencia del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi.

Pedro M. Sánchez Escobar, con un arma de fuego, advirtió a su expareja hace unos días, en Comas. “Si no regresas, cometeré una locura (...) Te juro por mis hijos, no solo encontrarás una desgracia, sino cuatro”, dijo, amenazando la vida de sus dos niños y de sus suegros.

Gracias a la oportuna denuncia, el sujeto fue neutralizado por la policía.

Poco antes, en San Juan de Lurigancho, Javier Rivera asesinó a martillazos a su esposa y sus tres niños pequeños.

CELOTIPIA

“El machismo no ha desaparecido, la idea de dominio del hombre sobre la mujer. La ve como su ‘propiedad’, se siente dueño de su cuerpo y alma. La ataca si no acepta seguir o retomar la relación y no tolera que tenga otra pareja o configura en su mente que le sacan la vuelta”, remarcó.

Agregó que se suma el delirio celotípico (celos enfermizos) con evidentes manifestaciones psicopáticas (no le importan sus hijos ni ir a la cárcel), pero la mayoría son punibles.

TOME EN CUENTA

- Perú: 116 feminicidios en lo que va del año.

- Matan, aparentan estar fuera de sí, pero hay factor imitación (como luego de Eyvi Ágreda, con más mujeres quemadas).

- Casos suelen venir de agresiones previas. Se agrava si la familia, vecinos o testigos callan.

- El problema migratorio (de venezolanos), dificultades económicas, subempleo y enfermedades orgánicas cerebrales también puede romper el equilibrio emocional.

- No oculte los maltratos. Si pone fin a la relación, sea firme. Tenga testigos, denuncie. Ayuda: Línea 100.

Ir a portada