Ganó un concurso de peso en 2006, pero ahora pesa 400 kilos y su vida corre peligro [VIDEO]

Maxi Oliva fue rescatado de su vivienda en medio de un increíble operativo, en el que intervinieron cerca de 70 personas. Esta es la dramática historia del argentino.

Maxi Oliva

Maxi Oliva

Maxi Oliva

Maxi Oliva fue el ganador del programa argentino 'Cuestión de peso' en 2006. En ese entonces, pesaba 200 kilos, pero gracias al programa pasó de 200 a 100 kilos. Un reto impresionante que lo convirtió en el primer ganador del reality.

Han pasado 10 años desde entonces. Hoy, la vida de Maxi Oliva corre peligro debido a que pesa 400 kilos. Se trata de su recaída más extrema.

Enterados de sus situación, el programa que estrenó nueva temporada ayer, decidió rescatarlo de su casa. Y así fue. Maxi Oliva fue sacado de su vivienda en medio de un impresionante operativo que incluyó a sus familiares, bomberos y un equipo médico. En total, intervinieron cerca de 70 personas.

Debido a su tamaño los rescatistas tuvieron que romper algunas paredes de su casa.

Maxi Oliva, padre de una niña de 7 años, y ahora uno de los 13 participantes de 'Cuestión de peso', contó que intentó bajar de peso por su cuenta pero no lo logró.

"Hará un año atrás traté de hacerlo solo, me regalaron una balanza especial que era hasta 350 kilos y, cuando me subía, ya pasaba más que eso", explicó entre lágrimas.

Así fue el rescate de Maxi Oliva

Así fue el rescate de Maxi Oliva.

Así fue el rescate de Maxi Oliva.

¿Pero qué ocurrió con Maxi después de ganar el concurso en 2006? Subió de peso nuevamente. Incluso, según la prensa argentina, Oliva demandó a una clínica por abandono de persona en 2010. Pero luego regresó al reality. "Estoy así por mi culpa, yo me metí todos estos kilos", indicó en esa oportunidad.

Pero eso no fue todo. En 2013,  Maxi Oliva tuvo otra recaída y llegó a pesar 300 kilos. "Siento mucha culpa por no haberme mantenido. Soy todo o nada. Me empecé a desesperar y empecé a comer de vuelta y no podía parar, con una depresión muy grande", señaló Maxi.

Ahora pesa 400 kilos, pero la vida le ha dado otra oportunidad. 

Ir a portada