El presidente del Consejo de Ministros explicó las circunstancias en las que se dio el hecho.  | Foto: Lino Chipana / @photo.gec
El presidente del Consejo de Ministros explicó las circunstancias en las que se dio el hecho. | Foto: Lino Chipana / @photo.gec

El presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, se disculpó por. Señaló que no hubo la intención de violentarla y que el Ejecutivo tiene la voluntad de mantener una buena relación con la prensa.

MIRA: Las agresiones contra periodistas que cubren actividades del presidente Castillo y Bellido

“En primer lugar indicar que con señor Franco [Pomalaya] ya se ha conversado, hemos hablado y hemos recibido su respuesta, él lamenta mucho lo sucedido, muchas veces cuando uno quiere entrevistar, todos quieren entrevistar y se corre el riesgo de agredir al presidente sin querer o que los periodistas se agredan, la persona que estaba a su lado pensó eso por eso pasó eso, pero a nombre del Ejecutivo a la persona y a todo el gremio de periodistas les pedimos las disculpas del caso”, remarcó a los medios.

“Porque cuando uno se equivoca tiene que reconocer su error y siempre la relación debe ser abierta y amistosa, la respuesta tiene que ser oportuna. No puede ser una relación obligada de ninguna parte”, agregó.

El funcionario Franco Pomalaya también pidió perdón por este hecho. Explicó que no tuvo la intención de hacerle daño y que se trató de un “reflejo” para “proteger al presidente”.

Cabe destacar que este episodio de violencia ha sido rechazado por instituciones como el Instituto de Prensa y Sociedad y el Colegio de Periodistas de Lima. Se trata de la primera respuesta por parte del Ejecutivo sobre este tema.

La denuncia

Según narró la reportera Hellen Meniz, el hecho aconteció la tarde del pasado miércoles 15 de setiembre durante la actividad oficial en la que el jefe de Estado participó en Comas, donde se reunió con organizaciones de ollas comunes.

De acuerdo a la reportera de RPP, cuando buscó recoger las declaraciones de Castillo Terrones junto a los demás medios de comunicación, Franco Pomalaya empezó a empujarla y trató de impedir que siguiera al mandatario.

“Le ha dejado el brazo adolorido porque obviamente ella no dejó que le quiten su herramienta de trabajo”, comentó, por su parte, Laura Amasifuén, productora del mencionado medio.

Hellen Meniz siguió relatando y apuntó que la agresión ocurrió en la presencia del ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Anahí Durand, pero no recibió respuesta alguna.

“Hellen alcanzó a reclamarle esta actitud a la ministra de la mujer, Anahí Durand, y a la ministra de Desarrollo e Inclusión social (Dina Boluarte). En el caso de la primera, Hellen cuenta que no obtuvo respuesta. En el caso de la segunda le dijo que el tema Abimael no lo ve él”, apuntó Amasifuén a través de redes sociales.