Henry: La edtech de programación web llega a Perú para invertir en la educación de mil peruanos. Foto: Referencial
Henry: La edtech de programación web llega a Perú para invertir en la educación de mil peruanos. Foto: Referencial

Henry (High Earners Not Rich Yet, por sus siglas en inglés), la primera academia de programación 100% online y en vivo que invierte en la educación de las personas, anuncia su llegada a Perú con la misión de acelerar la transición hacia la igualdad social de Latinoamérica a través de educación de calidad en tecnología. Henry es una startup acelerada por Y Combinator, líder en Argentina y con fuerte presencia en México y Colombia.

En Perú el déficit de profesionales especializados en carreras de tecnología llega a los 17.000, según el último reporte de Cisco; sin embargo el sector tecnológico constituye un nicho laboral con mucho potencial a nivel mundial, que generaría 150 millones de nuevos empleos tecnológicos durante los próximos cinco años, según el Foro Mundial Económico; no obstante no todos los países de la región están avanzando en la formación de estos perfiles.

Precisamente, con la finalidad de cerrar las brechas de capital humano y cubrir las demandas del mercado laboral, se creó Henry, la startup que ofrece educación con cero costo inicial a estudiantes en toda la región bajo la modalidad de financiación “Acuerdo de Ingresos Compartidos” (AIC), en donde la compañía se compromete a invertir en la educación de las personas y ellas a pagar un porcentaje de su sueldo por un determinado tiempo una vez finalicen la carrera y consiguen un trabajo.

Martín Borchardt, CEO y fundador de la startup Henry, explica que este modelo apunta a disminuir la brecha de inequidad en la región al permitir que cualquier persona pueda hacer una carrera como desarrollador web, sin importar donde se encuentre, su género, si cuenta con recursos o no, y motivar a las personas a formarse en tecnologías. “La educación es la mejor forma de resolver la desigualdad que hay en Latinoamérica, pero solo si es de calidad y está al alcance de todos, por eso introdujimos el Acuerdo de Ingresos Compartidos (AIC) a la región”, agrega.

Actualmente la academia ofrece una carrera de Full Stack Developer de cuatro meses, que brinda la formación necesaria en desarrollo de software para que los graduados puedan insertarse en compañías de primer nivel. Con más de 800 horas de programación, los estudiantes aprenden las tecnologías más demandadas por el mercado laboral -Javascript, CSS, Node JS, React- junto con otras tecnologías que completan el desarrollo profesional del front y back-end. También, les da a los estudiantes la oportunidad de resolver problemas de programación de empresas reales. Si bien el curso es 100% online, las clases se transmiten en vivo.

Vale destacar que hoy más de 350 empresas de todo el mundo contratan el talento que egresa de la academia, desde unicornios de la región, hasta las más reconocidas startups de Estados Unidos y Europa, entre ellas, Rappi, Globant, MercadoLibre, Auth0, y Accenture.

PARA POSTULAR A HENRY

Para aplicar a Henry, se debe ingresar a y completar un formulario con los datos personales. Los requisitos para aplicar al programa son ser mayor de 18 años, tener secundaria completa, contar con conexión a internet y tener una computadora. El proceso de aplicación incluye la resolución de un desafío técnico en conceptos básicos de JavaScript. Si los interesados no tienen conocimientos, no deben preocuparse ya que Henry ofrece un curso preparatorio gratuito. Actualmente Henry cuenta con más de 6,000 estudiantes en la región, y el 90% de sus graduados consiguen empleo en los primeros 6 meses. Cabe destacar que durante el proceso de búsqueda del empleo de sus estudiantes, el equipo los acompaña durante su procesos de selección y los ayuda a conseguir un empleo de calidad.

Henry tiene el ambicioso objetivo de convertirse en el hub de desarrollo más grande de Latinoamérica. En los próximos 5 años busca formar a 100,000 programadores invirtiendo en la educación de las personas y luchando contra el problema de falta de talento calificado que tienen las compañías alrededor del mundo. Luz Borchardt, cofundadora de Henrry, concluye: “Henry está irrumpiendo y agitando el paradigma de la educación, dándole acceso a educación de calidad en tecnología a cualquier interesado, sin importar si cuenta o no con recursos, el lugar donde viva, su género y si tiene estudios profesionales previos”.

tags relacionadas