Esta mañana, un niño corría y jugaba de manera inocente en la cuadra uno del jirón Puno. Horas antes, en el mismo lugar, tres jóvenes fueron baleados. Uno de ellos murió (foto en el círculo). Foto: Jessica Vicente / Diario Trome (Composición Trome)
Esta mañana, un niño corría y jugaba de manera inocente en la cuadra uno del jirón Puno. Horas antes, en el mismo lugar, tres jóvenes fueron baleados. Uno de ellos murió (foto en el círculo). Foto: Jessica Vicente / Diario Trome (Composición Trome)

Mientras estaban reunidos en el frontis de una vivienda del Callao, donde hace dos años asesinaron a una gestante y su rostro quedó retratado en un mural, tres amigos fueron acribillados de siete balazos por sujetos que iban en moto. Uno de ellos murió.

SE GANARON SU POLLITO: A ladridos, perros guardianes frustran robo a lubricentro

Omar Salluca (23), Kimberlyn Rosado (23) y Allison Linares (32) estaban en la cuadra uno del jirón Puno hasta que los atacaron a las 11:30 de la noche del sábado.

Los pistoleros fugaron. Una de las mujeres recibió tres disparos en las piernas. La otra joven solo un tiro en la pierna derecha. Salluca fue baleado en el pecho y pereció en el hospital ‘Daniel A. Carrión’, adonde había sido llevado.

SURQUILLO: Delincuentes del Tren de Aragua tiran bomba a patrullero y son abatidos de 51 balazos

Según la Policía, Linares registra una denuncia por lesión dolosa, dos detenciones por tráfico de drogas y una por resistencia a la autoridad. A inicios de año también fue baleada a la salida de un ‘makinón’ (fiesta salsera chalaca). En esa oportunidad, otros jóvenes también fueron baleados, uno de los cuales murió.

Los otros dos muchachos no registran antecedentes policiales.

El móvil es materia de investigación para los agentes del Depincri Callao.

En mayo del 2020, en el mismo lugar donde ocurrió la balacera este sábado, Jennifer Mimbela, que estaba con ocho meses de embarazo, fue victimada. Allí, su rostro fue dibujado en la pared y se mantiene como recuerdo a su memoria.

OTROS CRÍMENES EN EL CALLAO:

POR REDACCIÓN TROME (HACE UNA SEMANA): Un ciclista que se desplazaba por la avenida Colonial, fue asesinado a balazos por sicarios en moto, que lo interceptaron a la altura del cementerio Baquiano Carrillo, en . El hombre fue identificado como Aymar Román Carbajal (21).

De acuerdo con el portal Prensa Chalaca, el joven se dirigía hacia la avenida Santa Rosa cuando fue sorprendido por sujetos armados. Él trato de huir, pero los disparos imposibilitaron que avance con su bicicleta.

Los vecinos y transeúntes, quienes se alarmaron por la balacera, intentaron auxiliar a Román Carbajal pero su muerta fue instantánea.

Agentes de la comisaría de Ramón Castilla llegaron al lugar para cercar la zona e investigar el crimen. De acuerdo con las investigaciones, se trataría de un caso de ajuste de cuentas, ya que no le robaron sus pertenencias.

EL 14 DE SETIEMBRE: Un hombre murió esta madrugada luego de haber sido atacado con 40 balazos dentro de un vehículo por unos sicarios que lo abordaron en la avenida Costanera en el distrito de La Perla, en el Callao. Una mujer, quien iba de copiloto, sobrevivió al violento ataque.

El noticiero América Noticias indicó que, según testigos, ellos escucharon una ráfaga de disparos cerca de sus viviendas lo que los alertó de lo que ocurría. Dos sujetos usando pasamontañas interceptaron a Jonathan Cristopher Alvarado Calle (26) y dispararon.

Asimismo, contaron, que tras ataque vieron cuando los sicarios huyeron a bordo de un automóvil negro.

De inmediato, la acompañante de Jonathan Alvarado salió del auto blanco, de placa BWO-429, y empezó a pedir ayuda a la familia del agraviado pues él aún tenía signos de vida. Los parientes del joven viven cerca de la zona del ataque a balazos.

Los familiares del joven de 26 años lo trasladaron a una clínica situada en el distrito de San Miguel donde murió debido a las heridas en su cuerpo producto del ataque a disparos.

De acuerdo con el matinal, el auto negro usado por los sicarios fue abandonado a la altura de la cuadra 15 de la Av. Costanera, cerca al Colegio Militar Leoncio Prado. Los policías hallaron pasamontañas y guantes blancos de sangre con rastros de sangre al interior de la unidad vehicular que se encontraba encendida.

TE PUEDE INTERESAR: