Mototaxi quedó convertida en chatarra. | Foto: Violeta Ayasta / Diario Trome
Mototaxi quedó convertida en chatarra. | Foto: Violeta Ayasta / Diario Trome

Desde hace unos 25 días, más de 200 mototaxistas de la empresa ‘Túpac Amaru de Villa’, en Chorrillos, trabajan sin saber si regresarán a casa pues una mafia de extorsionadores, conformada por venezolanos, los tiene atemorizados. Ellos exigen a los socios el pago de mil 500 soles semanales a cambio de no atentar contra la vida de ellos o sus trabajadores. Ya les han enviado mensajes de Whatsapp y ahora atentaron contra uno de los vehículos.

NO IBAN A HACER ‘BUU’ POR HALLOWEEN: Delincuentes compran máscaras de ‘La Monja’ para asaltar

A las 9:30 de la noche, un conductor fue abordado por un extranjero en el parque ‘Túpac Amaru de Villa’. Le pidió una carrera a la avenida Miramar, en el asentamiento humano ‘Nueva Esperanza de Villa’. Al llegar a una esquina, el sujeto bajó pero aparecieron tres motos lineales, cada uno con un ocupante.

Provistos de pistolas, los delincuentes le dijeron al conductor: “¡Bájate o sino te quemamos!”

¡TENGA CUIDADO! Mujer de 58 años era terror de turistas en el Centro Histórico de Lima

El chofer pensó que le iban a robar y quiso entregar sus cosas, pero los individuos, con acento venezolano, no buscaban eso, sino incendiar la unidad. La gasolina que tenían en una botella la rociaron encima del vehículo y luego le prendieron fuego.

“Es mi mototaxi del año 2017 valorizado en 20 mil soles”, dijo el propietario que prefirió no identificarse por seguridad.

Extranjeros llevaron gasolina en este envase de plástico. | Foto: Violeta Ayasta / Diario Trome
Extranjeros llevaron gasolina en este envase de plástico. | Foto: Violeta Ayasta / Diario Trome

Tras el atentado, los autores huyeron en las motos. Vecinos sofocaron las llamas minutos después pero el mototaxi ya estaba convertido en chatarra.

“Hace unos 20 a 25 días nos mandaron un mensaje al Whatsapp. Creímos que era un juego. Luego mandaron dos mensajes más. Sabían nuestros nombres y datos personales. En el tercer mensaje había una foto de balas y casquillos”, precisó uno de los socios que también prefiere mantenerse en el anonimato.

En todos los mensajes, los extorsionadores exigen el pago de mil 500 soles semanales.

Según trabajadores, todo esto empezó debido a que hace un mes, la empresa decidió separar a varios extranjeros a raíz de continuas denuncias de robos por parte de vecinos. “Esas denuncias dejaban mal el nombre de la empresa y por eso los socios tomaron la decisión de no trabajar con ellos. Ahí empezaron las amenazas”, precisaron.

Luego de quemar el mototaxi, los sujetos enviaron otro mensaje al Whatsapp diciendo: “esta es la primera. Si ustedes no acceden vamos a seguir con los demás socios y trabajadores”.

Policías del Departamento de Investigación Criminal Chorrillos investigan el caso y esperan dar con los responsables que serían autores de otros delitos en ese distrito y otros de Lima Sur.

TE PUEDE INTERESAR: