Lady Camones. (Foto: Congreso)
Lady Camones. (Foto: Congreso)

Un hecho trascendental ocurrió la noche del jueves 1 de setiembre, un día antes de que se difundieran los audios que provocaron . Lo ocurrido ha pasado desapercibido, pero es trascendente y hasta provocó la ira del mandatario Pedro Castillo. Todo tiene un olor a chantaje político.

TE VA A INTERESAR: RETIRAN A CORONEL HARVEY COLCHADO DE LA DIVISIÓN DE INTELIGENCIA

Ese día, el pleno del Parlamento, por iniciativa de Camones, derogó el ilegal decreto supremo que emitió en julio, con el fin de apoderarse de la Derrama Magisterial (DM) y darle un uso político a los ¡tres mil millones de soles! que administra esa entidad.

El Gobierno ya se frotaba las manos para hacerse de esa institución. Dos días antes, el martes feriado 30 de agosto, el ministro Rosendo Serna se reunió con 22 miembros de la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación del Perú (Fenatep). Sí, el sindicato de maestros fundado por el mandatario e integrado, en su mayoría, por dirigentes vinculados al Movadef, el brazo legal de Sendero Luminoso.

Serna y los dirigentes acordaron poner en marcha el decreto gobiernista. Todo se hizo a espaldas del Sutep, el sindicato de maestros que maneja la DM y cuyos representantes se habían reunido días antes con Lady Camones, para expresarle el peligro de esa norma.

Como ya se ha dicho en esta columna, la resolución del Ejecutivo es inconstitucional. La DM es una institución jurídica de derecho privado. Ningún Gobierno puede imponer órdenes en su funcionamiento.

Todo iba sobre rieles para los gobiernistas hasta que, en la noche de ese jueves 1 de setiembre, Lady Camones, quien ejercía la presidencia del Congreso, puso al voto el proyecto para derogar dicha norma. El resultado fue contundente: 65 votaron a favor, 46 en contra y hubo cinco abstenciones.

SANGRE EN EL OJO

Los miembros del Bloque Magisterial, integrado por congresistas castillistas que apoyan abiertamente a la Fenatep, se fueron con la sangre en el ojo.

Ese grupo, sin embargo, volvió a la carga el día lunes 5 cuando se planteó censurar a Camones. La misma congresista reveló el viernes pasado, en una entrevista con el periodista Jaime Chincha, que algunos miembros de esa bancada (no dijo nombres) pretendieron extorsionarla, chantajearla, para que archivara el “proyecto de la Derrama Magisterial”, a cambio de no pedir su censura.

“Me pidieron que no atienda algunos proyectos de ley, que los archive”, contó Camones. ¿Cuáles, por ejemplo?, preguntó Chincha. “La Derrama Magisterial, por ejemplo”, respondió.

La anulación del decreto que impulsaba el Gobierno es un duro golpe al presidente Castillo y los dirigentes senderistas de la Fenatep. “Castillo y sus seguidores están furiosos. Crearon falsas expectativas en los maestros. Les dijeron que les devolverían su dinero. Eso es un engaño monumental. No se puede hacer legalmente”, afirma un maestro aportante.

Castillo y sus seguidores del Bloque Magisterial tomaron venganza con Camones, al más puro estilo estalinista empero, la elección ayer del congresista como nuevo presidente del Congreso, un héroe militar de la operación Chavín de Huántar, resarce la democracia. Nos vemos el otro martes.

*Los artículos firmados y/o de opinión son de exclusiva responsabilidad de sus autores

MÁS INFORMACIÓN: