Idel Vexler y su estrategia para eliminar el bullying en los colegios [FOTOS]

Idel Vexler, ministro de Educación, habló con Trome a propósito del inicio del año escolar en los colegios nacionales. 

Idel Vexler
Idel Vexler
Idel Vexler

Más sobre:

Idel Vexler

Dedicó 34 años de su vida a la enseñanza de Ciencias Naturales, Química, Biología y Matemáticas. Por ello, conoce perfectamente las carencias en el área educativa de nuestro país. Hoy que comienza el año escolar, el ministro de Educación, Idel Vexler, pidió a sus colegas enseñar con amor para conseguir mejores resultados en el aprendizaje.

¿Cuáles son los objetivos para este año?
Los alumnos son la razón de ser de las instituciones educativas. Todo lo que hacemos: mejorar infraestructura, capacitar profesores y tenerlos motivados está orientado fundamentalmente para que los alumnos aprendan. Por eso es que aspiramos a que las políticas educativas y pedagógicas, al iniciarse el año escolar, sean efectivas para poder tener mejores estudiantes. Espero que todo el año escolar sea muy bueno. 

El Perú sigue figurando en los últimos lugares de la evaluación PISA. ¿Qué se va hacer para revertir esta situación?
Primero, una política de continuidad y cambios. Cada vez que hay un nuevo ministro se cambia todo y eso está mal. Estoy tratando de mantener políticas buenas como Beca 18 y otros; sin embargo, estamos haciendo algunos cambios en capacitación de maestros, valorización del directores y escuelas.

¿Qué novedades hay en el nuevo currículo de este año?
Este año, vamos a implementar el nuevo currículo escolar en primaria y puedo señalar que, por fin, las horas de Educación Física serán tres y estarán a cargo de profesores especializados. Hay otro plan piloto en la etapa de Inicial para que aprendan haciendo, que resuelvan problemas manipulando y mediante estrategias lúdicas. 

¿Qué se hará para combatir el bullying escolar?
Prevenirlo. Lo ideal es que en el corto y mediano plazo haya psicólogos, pero mientras tanto estamos contratando a 300 especialistas en tutoría y orientación educativa en las regiones. Estamos relanzando esta dirección. En el caso del bullying, hay dos acciones importantes: la prevención e intervención. Es un tema de autoestima y hay que trabajar tanto en el agresor como en la víctima. No se puede trabajar desde afuera, sino desde adentro, a través de la confianza, afectos, cercanía. Aquí, los profesores y tutores son importantes.

El profesor debe estar atento a lo que ocurre...
Tiene que ser un profesor que establezca un vínculo afectivo con sus alumnos, en un marco educativo donde se practiquen los valores y se cumplan las normas, comenzando por el profesor. Tiene que conocer a su grupo de alumnos, porque un maestro que conoce podrá comprender y atender a sus alumnos.

¿De qué manera se coordina la seguridad de los escolares?
Hemos hecho un grupo de trabajo con los ministerios del Interior, de la Mujer, Público, el Poder Judicial y el de Educación, con varias medidas que se van a aplicar, como fortalecer la educación sexual integral, para que los estudiantes aprendan progresivamente a conocer y valorar su cuerpo; educar a los jóvenes para el respeto mutuo, una educación para prevenir actos de violencia, especialmente contra la mujer y las brigadas escolares que funcionarán desde el lunes (hoy). Los chicos deben aprender que cuando hay una persona que no conocen y les ofrece algo que puede tener droga o ir a un lugar para las fiestas ‘semáforo’ o ‘peras malogradas’, digan no.

¿Qué les diría a los alumnos y a los papás para este año escolar?
Yo recomendaría que los profesores y padres trabajen juntos. Que los papás colaboren con los colegios y confíen en ellos. Generen estímulos convergentes. A los profesores, que el aprendizaje sea sostenido durante todo el año y no acumulativo, que no llenen a los alumnos de tareas, que estas sean útiles significativas y dosificadas, que las clases sean interactivas, creativas y motivadoras. Y no se olviden de que no solo se educa en el aula, sino también en el patio, en los juegos deportivos, y siempre se educa con el ejemplo.

¿Y a los chicos?
Que vayan motivados y tranquilos, pero los padres tienen que apoyarlos mucho.

Ir a portada