operaron de emergencia a un adolescente de trece años, que presentaba una obstrucción intenstinal, que no le permitía ingerir alimentos y le había provocado un crecimiento de cuatro veces de su estomago.

Pérdida de peso en solo dos semanas con la presencia de distensión abdominal luego de las comidas, náuseas y vómitos, alertaron a la madre que llevó de urgencia al pequeño.

Los médicos le diagnosticaron obstrucción intestinal, que le provocó el crecimiento de su estómago cuatro veces de lo normal y lo operaron de emergencia.

“Se trata de casos pocos frecuentes conocido como el síndrome de Wilkie. Se le hizo el estudio respectivo al paciente con una angiografía por tomografía computarizada y se le halló un pinzamiento en la arteria aorta mesentérica. Ello comprimía en forma intrínseca el duodeno y el paciente no podía comer e hizo que se extienda al duodeno y el estómago crezca”, explicó el doctor Mario Tabuchi, jefe del servicio de Cirugía General.

Los médicos operaron de urgencia al menor utilizando por primera vez la sutura mecánica. “Con una pinza tipo grapadora -que a la vez corta y grapa, se realiza tres líneas de sutura. Cogemos los dos intestinos y sellamos con la pinza, se deja un espacio que es el orificio entre los comunicantes de los dos intestinos. Esta sutura mecánica acorta la cirugía y da una línea más segura”, señaló el Dr. Tabuchi.

El especialista recomendó a los padres que deben estar en alerta con sus hijos –en especial si están en la etapa de la adolescencia- por si presentan estos síntomas que antes no lo tenían y más aún si los llevan a consulta médica y no les encuentran una patología común.

“Si no encontrarán una patología se debe sospechar que podría tratarse del síndrome de Wilkie y lo mejor es descartarlo con el respectivo examen por imágenes”, precisó.

Por su parte, Gianina Pizarro, madre del adolescente se mostró muy agradecida con los médicos de Cirugía General por la atención brindada a su hijo.

MÁS INFORMACIÓN: