Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Bebé con enfermedad terminal en peligro de ser desconectado recibe apoyo del Papa Francisco y Donald Trump

Los padres de un bebé moribundo de 10 meses fueron respaldados por el Papa Francisco y Donald Trump para evitar que el hospital lo desconecte de las máquinas que lo mantienen con vida. 

El caso de Charlie Gard ha conmovido al mundo. Y es que este indefenso bebé tiene un serio problema de salud resultado de una mutación genética. Frente a su inminente muerte, el Papa Francisco y Donald Trump ofrecieron su apoyo para el niño.

Charlie nació en agosto del 2016 con el síndrome de depleción del ADN mitocrondrial, una enfermedad que produce debilidad muscular y disfunciones orgánicas. En la gran mayoría de los casos, los pronósticos son negativos.

Dos meses después de su nacimiento, Charlie fue internado en la unidad de cuidados intensivos del Great Ormond Street Hospital de Londres. Allí sus médicos quisieron desconectarlo, por lo que los padres apelaron ante la Corte Suprema de Gran Bretaña.

Charlie Gard

Charlie Gard.

Charlie Gard.

Lamentablemente perdieron la batalla y se estipuló que el niño sería desconectado el pasado 13 de junio. Sin embargo, los desesperados padres presentaron una solicitud ante la Corte Europea de Derechos Humanos, aunque también fallaron a favor de los médicos. Es así que ahora tienen todos los permisos para desconectar al bebé de las máquinas que lo mantienen con vida.

Charlie Gard

Charlie Gard.

Charlie Gard y su madre Connie Yates. 

Chris Gard y Connie Yates exigen que el hospital le entregue a su hijo para poder llevarlo a Estados Unido s para que reciba un tratamiento experimental. El Papa Francisco se pronunció y pidió que a los padres se les permita ‘acompañar y tratar a su hijo hasta el final’.

Charlie Gard

Chris Gard y Connie Yates, los padres de Charlie.

Chris Gard y Connie Yates, los padres de Charlie.

‘El Santo Padre sigue con afecto y emoción la situación del pequeño Charlie Gard y expresa su cercanía con sus padres. Él está rezando por ellos, con la esperanza de que se respete su deseo de acompañar y cuidar de su propio hijo hasta el final’, afirmó el director de la oficina de El Vaticano, Greg Burke.

Asimismo, la Santa Sede ofreció el hospital de El Vaticano para transferir al niño y así evitar que lo desconectaran en Londres. ‘Hay que defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es una misión de amor que dios nos encarga a todos’, escribió el Papa Francisco en un tuit el pasado 30 de junio.

Charlie Gard.

Connie y Charlie.

Connie y Charlie.

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, dijo en Twitter que desea apoyar a los padres de Charlie. ‘Si podemos ayudar al pequeño #CharlieGard, según nuestros amigos en el Reino Unido y el papa, estaremos encantados de hacerlo’, escribió el republicano.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Cargando siguiente contenido

Portada