Tokio [EFE]. Un político miembro de la asamblea regional de Shizuoka, en el centro de Japón, se disculpó este lunes por haber ganado 8,9 millones de yenes (unos 87.000 dólares o 76.000 euros) subastando mascarillas por internet a precios inflados durante la crisis del coronavirus.

Hiroyuki Morota, de 53 años y miembro como independiente de la asamblea de su región, admitió haber realizado 89 envíos de uno o dos paquetes con 2.000 mascarillas cada uno a un precio de entre 30.000 y 170.000 yenes desde el 4 de febrero, cuando Japón se encontraba ya en una situación de desabastecimiento de este producto.

"Tengo una responsabilidad moral y me arrepiento de que me faltara consideración como miembro de la asamblea", afirmó Morota, en una conferencia de prensa recogida por la agencia local Kyodo.

Este político, también dirigente de una compañía de comercio que vende bienes importados de China, indicó que ahora planea invertir esos beneficios en la lucha contra el coronavirus en su prefectura y aseguró que poseía las mascarillas como excedentes de una crisis anterior por un síndrome respiratorio.

Este lunes Japón sumó una treintena de casos más de COVID-19 para superar los 1.200 contagios, la mayoría de los cuales (706) a bordo del crucero “Diamond Princess”.