El helicóptero, un Sikorsky UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), recibió seis impactos de bala. No hubo heridos. (Foto: EFE/ César Carrión / Presidencia de Colombia)
El helicóptero, un Sikorsky UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), recibió seis impactos de bala. No hubo heridos. (Foto: EFE/ César Carrión / Presidencia de Colombia)

Un video registró el momento en el que un helicóptero arpía de la Fuerza Aérea que escoltaba al presidente de Colombia, , es , Norte de Santander.

Tanto el mandatario como sus ministros del Interior y de Defensa salieron ilesos del atentado a tiros contra la nave, que fue impactada varias veces cuando se aproximaba a la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

En videos grabados aparentemente en barrios de la periferia de Cúcuta y publicados en las redes sociales se puede ver cómo un helicóptero sobrevuela la zona a baja altura y se escuchan disparos durante al menos 15 segundos.

“Luego de cumplir un compromiso en Sardinata, en el Catatumbo colombiano, y aproximándonos a aterrizar a la ciudad de Cúcuta, el helicóptero presidencial fue víctima de un atentado”, subrayó el mandatario en la declaración junto con sus dos ministros.

El helicóptero, un Sikorsky UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), recibió seis impactos de bala en lo que el propio Duque calificó de “atentado cobarde”, pero pudo aterrizar con sus ocupantes a salvo en el aeropuerto internacional Camilo Daza, de Cúcuta, capital de Norte de Santander.

Hasta el momento nadie se ha atribuido el atentado que se produjo en una región en la que proliferan distintos grupos armados ilegales.

La región del Catatumbo, que abarca 10.089 kilómetros cuadrados, en su mayoría selváticos, forma frontera con Venezuela y está compuesta por once municipios donde operan la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidentes de las FARC, un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) y bandas de narcotraficantes.