Los duques de Sussex se encuentran viviendo en Los Ángeles, Estados Unidos, donde buscan empezar una nueva vida. (AFP).
Los duques de Sussex se encuentran viviendo en Los Ángeles, Estados Unidos, donde buscan empezar una nueva vida. (AFP).

Meghan y Harry tuvieron una conversación con Oprah Winfrey en un programa especial que duró dos horas y se emitió en la cadena CBS. El programa tuvo la mayor audiencia y se confesaron muchos secretos de

MIRA: Meghan Markle revela que “ya no quería vivir más” por presión negativa de la prensa

La entrevista involucró duras palabras de la pareja, quién se alejó en 2020 de sus responsabilidades en la familia real. Ambos confesaron que durante su estancia en el palacio de Buckingham, Meghan tuvo problemas de racismo, suicidio, entre otros.

Así como historias tristes de separación familiar y distancia, también hubo momentos emotivos como la boda secreta de los duques de Sussex antes del matrimonio oficial televisado y la confesión de que el bebé que ambos están esperando es una niña.

Meghan pensó en suicidio durante su primer embarazo

“Simplemente, ya no quería estar viva. Fue un pensamiento constante, real y aterrador. Pensé que eso solventaría todo para todos”, fue lo que la duquesa dijo al referirse a la dura época por la que pasó cuando estaba gestando a su primer hijo.

La salud mental de Meghan empeoró con la presión mediática que caía sobre ella, conocido como el Megxit o el alejamiento de los Duques de la familia Real, que los limitó de sus actividades, de salir durante varios meses y la hizo sentir en completa soledad.

Según confesó la Duquesa, pidió ayuda a un alto mando de los Windsor, sin embargo, se hizo caso omiso a sus peticiones de ayuda. “Pedí ayuda a una de las personas con mayor rango de la institución, pero me dijeron que no podían hacer nada.”

Meghan, avergonzada de sus pensamientos ya que podía causarle daño a Harry, quién había pasado muchas pérdida, le confesó a su esposo lo que sentía. El príncipe Harry añadió que “no tenía idea de qué hacer (con la situación de su esposa). Yo mismo acabé en un lugar muy oscuro.”

El príncipe Carlos no atiende la llamadas de Harry

Después de que Meghan y Harry se alejaran de la familia real, afirmó que su padre dejó de contestar sus llamadas y mostrarle su apoyo.

“Hay mucho que trabajar en esa relación. Me siento realmente decepcionado, porque él ha pasado por algo similar, sabe lo que es el dolor… y Archie es su nieto. Pero, al mismo tiempo, por supuesto que siempre le querré, pero se ha hecho mucho daño y seguirá siendo una de mis prioridades tratar de curar esa relación”, afirmó Harry acerca de la relación con el heredero al trono, el príncipe Carlos.

“Yo estaba atrapado por ese sistema y no lo sabía. Mi padre y mi hermano están atrapados, no pueden irse, y eso me inspira una compasión enorme”, comentó Harry sobre el deber con la realeza que ambos familiares tienen.

Harry y William ahora se encuentran en caminos diferentes y están un poco alejados, sin embargo, su relación en general es muy buena. Por otra parte, también comentó que tiene una “muy buena relación” con su abuela, la reina Isabel.

Pese a esta buena relación, a Harry y Meghan ya no los apoyan económicamente, por eso han buscado acuerdos con empresas como Netflix, entre otras para poder tener ingresos.

Harry y Meghan se casaron antes de la boda real

Meghan Markle confesó que tres días antes de la fecha oficial de la boda real que tuvo el 19 mayo del 2018, la pareja se casó en secreto.

Ambos se reunieron con el arzobispo y le dijeron que “el espectáculo, es para el mundo, pero queremos una unión para nosotros dos”. Fue así como se casaron sin que nadie lo sepa.

La duquesa de Sussex respondió ante la pregunta de la conocida presentadora Oprah Winfrey de si finalmente logró hacer realidad su propio cuenta de hagas, a lo que ella respondió: “Mejor que cualquier cuento de hadas que hayas leído jamás”.

Por otra parte, respecto a lo que sucedería después de la boda Meghan no tenía idea de como sería tratar con su nueva familia política e incluso el día que conoció a la reina tuvo que aprender a hacer correctamente la reverencia para saludar a la abuela de su esposo.

Racismo en el palacio de Buckingham

Una declaración de Meghan que impactó a Oprah Winfrey, fue la que hizo la duquesa cuando afirmó que a la familia real le preocupaba el color de piel de su primogénito, Archie.

Las conversaciones de la familia se basaban en “cuan oscura sería la piel del bebé cuando naciera y que significaría eso, o como se verías”, fue lo que le confesó Meghan a Oprah.

A lo que la presentadora preguntó si se referían a que su hijo fuera “demasiado moreno”. Meghan respondió: “Si esa es la deducción que estás haciendo, creo que es una bastante adecuada”.

Harry dijo que no le gustaba tocar el tema, pero que le lastimó que nadie en su familia condenara la cobertura racista y mediática que se había dado sobre ellos. “Es algo que nunca voy a compartir públicamente. En su momento, fue raro, me quedé un poco impactado”, declaró.

”La idea de que nuestro hijo no estuviera a salvo, y también de que el primer miembro de color de esta familia no tuviera el mismo título que el resto de nietos... La otra parte clave de aquella conversación fue que... Cuando eres el nieto del monarca, automáticamente Archie y nuestro próximo bebé serían príncipes o princesas. Nadie tiene derecho a quitarles eso. Cuando estaba embarazada, dijeron que querían acabar con esa tradición, ¿pero por qué?”, lamentó Meghan.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR