La estructura circular de Svart se extiende desde la costa al pie del monte Almlifjellet hasta las aguas de Holandsfjord. (Foto: Svart)
La estructura circular de Svart se extiende desde la costa al pie del monte Almlifjellet hasta las aguas de Holandsfjord. (Foto: Svart)

El Svart Resort es el primer hotel del mundo con un rendimiento energético positivo. Fue diseñado por el estudio de arquitectura Snøhetta, el hotel ofrece una vista impresionante del glaciar Svart se completará en 2021.

MIRA: Alud de tierra en Noruega deja muertos y desaparecidos

El estudio de arquitectura está desarrollando el primer hotel del mundo con un rendimiento energético positivo junto con , y .

El hotel se está construyendo al pie del glaciar Svartisen en el municipio noruego de Meløy. Como el complejo está ubicado directamente sobre el Círculo Polar Ártico, Svart es el primer edificio en este clima del norte que se adhiere al estándar Plus Energy. El hotel está programado para completarse en 2021.

El nombre Svart (negro) se refiere al color azul profundo del segundo glaciar más grande del continente noruego. También pretende ser un homenaje al patrimonio natural de Svartisen.

El hotel no solo consumirá alrededor de un 85% menos de energía al año que un hotel convencional de última generación, sino que también generará energía por sí mismo, un aspecto que el equipo del proyecto considera absolutamente esencial en este prístino entorno ártico.

Una consideración importante es que “construir en un paisaje tan preciado conlleva claras responsabilidades con respecto a su belleza natural y hacia la flora y fauna de la zona”, explicó Kjetil Trædal Thorsen, socio fundador de Snøhetta.

Y añadió: “Para nosotros era importante diseñar un edificio sostenible que dejara una huella ecológica mínima en este hermoso entorno natural nórdico”

“La construcción de un hotel que ahorre energía y sea respetuoso con el medio ambiente es un factor clave cuando se trata de crear un destino de viaje sostenible que tenga en cuenta las características únicas de la zona: las especies de plantas raras, el agua limpia y el hielo azul del glaciar Svartisen”, finalizó diciendo Kjetil.

Los huéspedes llegarán al complejo en un barco lanzadera de bajo consumo energético desde la ciudad de Bodø. Arctic Adventure of Norway es la fuerza creativa detrás del concepto Svart. La empresa tiene como objetivo consolidarse como pionera en turismo sostenible en el norte de Noruega.

La estructura circular de Svart se extiende desde la costa al pie del monte Almlifjellet hasta las aguas de Holandsfjord. Todo el edificio ocupa un espacio mínimo en la naturaleza y tiene apariencia transparente.

El diseño se inspira en la arquitectura popular local, basada en la forma de un fiskehjell (una estructura de madera en forma de A para secar pescado) y un rorbu, un tipo de casa tradicional utilizado por los pescadores en determinadas épocas del año. Al igual que con un rorbu, el hotel está elevado sobre postes de madera resistentes a la intemperie.

Para alcanzar el estándar Powerhouse, los arquitectos analizaron de antemano cuánta radiación solar se puede utilizar en la zona de montaña. Debido a las largas noches de verano, la producción anual de energía solar será sustancial.

Svart tendrá alrededor de 100 habitaciones, un laboratorio de educación y diseño en el lugar y una granja sostenible que producirá ingredientes para los cuatro restaurantes del hotel .

Las habitaciones del hotel, los restaurantes y las terrazas están estratégicamente ubicadas para garantizar que la energía solar se pueda utilizar durante el día y en cualquier época del año.

Las terrazas separadas crean un juego de luces y sombras en la fachada del hotel , al mismo tiempo que brindan cierto grado de privacidad.

El techo del hotel está revestido con colectores solares noruegos, que se fabrican con energía hidroeléctrica limpia y que ayudan a reducir aún más las emisiones de CO 2.

La protección de la radiación solar en el verano, cuando el sol está alto en el cielo, la proporcionan las fachadas. De este modo se elimina la necesidad de refrigeración artificial. Cuando el sol de invierno baja en el cielo, las grandes ventanas de la fachada aprovechan al máximo los rayos del sol y su calidez natural.

En verano, las vigas estructurales del hotel sirven como pasarelas para los caminantes. En invierno, los botes y kayaks se pueden almacenar en el paseo marítimo, lo que reduce la necesidad de garajes y espacio de almacenamiento adicional. La altura de la estructura también permite a los entusiastas de los deportes acuáticos remar debajo del hotel.

Durante los últimos 30 años, Snøhetta ha diseñado algunos de los edificios públicos y culturales más importantes del mundo. La oficina de arquitectura se unió a la industria en 1989 cuando presentó un concurso para la nueva biblioteca en Alejandría, Egipto.

Esto fue seguido, entre otras cosas, por una comisión para la Ópera de Oslo y para el Museo y Pabellón Nacional Conmemorativo del 11 de Septiembre en el sitio del World Trade Center en la ciudad de Nueva York.

Los proyectos más recientes de Snøhetta incluyen el diseño de la nueva Biblioteca Central en Calgary (Canadá) y el Museo de las Cuevas de Lascaux IV en Montignac (Francia), la ampliación del Museo de Arte Moderno de San Francisco y el diseño de los nuevos billetes de Noruega.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR