Hace más de 10 años, Richard Tejeda Hernández (35) empezó a, que le recordaban aquella infancia feliz que en un tiempo tuvo.

Entre sus ‘joyas’ figuran muñecos, carritos, soldados, juegos de mesa, objetos en plastilina, cerámica, de metal y se encuentran valorizadas en más de 40 mil soles.

“Colecciono desde que era niño, pero fue recién que tomé importancia cuando ya era joven. En una mudanza encontré una caja con todos los juguetes que tenía de pequeño y ahí comenzó todo”, contó Richard, quien es diseñador gráfico publicitario, a Trome.

Sus primeras figuras fueron soldados, inspirados en su papá, quien fue militar. A esas se sumaron juguetes sobre dibujos animados como las Tortuninjas, He-Man, Thundercats, Yu-Gi-Oh.

LOS CLÁSICOS

En su pequeño cuarto de Surco, separado especialmente para sus piezas, también resaltan los Marco, Mafalda, La pequeña Lulú, Súper Ratón, el payasito Tilín, las clásicas muñecas Chichobello y hasta réplicas de Yola Polastri.

“Me recuerdan un viaje, algún momento especial de mi vida, un cumpleaños. Todos son de los años 80 y 90, y varios los compré en el jirón Quilca, del Centro de Lima”, comentó. Actualmente este coleccionista administra la página la ‘Feria del Juguete Perú’ y promociona los productos únicos de sus colegas. Los precios varían entre 20 soles y 400 soles, de acuerdo a la antigüedad y el estado.

SEPA QUE…

*La ‘Feria del Juguete Perú’ tiene más de un año. Las piezas se venden por delivery y quienes más compran son las mujeres coleccionistas.