Aparte de la trilogía de leches, también ofrece platos marinos, como las alitas acebichadas, el cebiche crocante y el trío de causas. Foto: Trome.
Aparte de la trilogía de leches, también ofrece platos marinos, como las alitas acebichadas, el cebiche crocante y el trío de causas. Foto: Trome.

A sus cortos 17 años, Edgar Tantaruna Claudio empezó a vender sus primeros platos de cebiche en el restaurante de sus padres en San Juan de Lurigancho. Ahí se dio cuenta de la pasión que sentía por la gastronomía, por eso, estudió esta carrera y ahora, a sus 34 años, ya cuenta con su propia cebichería llamada ‘La Cachina Fish’.

TE PUEDE INTERESAR: Chef trabajó en hoteles 5 estrellas y ahora la rompe con su propia cebichería

“Mis padres tenían un negocio de menú, yo crecí en ese mundo. Al terminar la carrera de gastronomía empecé a trabajar en diferentes restaurantes de Lima. Gané mucha experiencia, luego con mis ahorros compré un carrito cebichero. Más adelante tuve la oportunidad de alquilar un local chiquito. Me acomodé ahí y, poco a poco, fui comprando mis utensilios, mesas y otras cosas más”, cuenta este orgulloso emprendedor, que adquirió un scooter eléctrico durante la cuarentena para entregar sus pedidos delivery.

REVISA ESTO: Emprendedor la rompe con su poderoso ‘combinado’ en Villa El Salvador

Entre los platos marinos que ofrece destacan las alitas acebichadas, el cebiche crocante, el trío de causas (pulpo de cangrejo, cebiche y chicharrón de pescado) y la trilogía de leches, que trae tres copas de leche de tigre, pero en tres versiones diferentes: rocoto, ají amarillo y tradicional. Y, como guarniciones, están el choclo y camote sancochado.

Para ver su carta, promociones y los números para el servicio delivery puedes visitar su página de Facebook e Instagram (La Cachina Fish - Barra Cevichera).

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Perder su empleo lo animó a abrir una anticuchería en Santa Anita

Christian Farías abrió su negocio ‘De toro corazón’. En su local los clientes destacan cuatro factores en especial: la buena sazón, la atención amable, el ambiente agradable y la presentación de los platos.

En su carta destacan las parrillas, una de ellas, y la más solicitada en el local, es el combo especial, que trae dos palitos de anticuchos, rachi, mollejita, pancita, choncholí, chorizo, papas y choclos sancochados. Fotos: Trome.
En su carta destacan las parrillas, una de ellas, y la más solicitada en el local, es el combo especial, que trae dos palitos de anticuchos, rachi, mollejita, pancita, choncholí, chorizo, papas y choclos sancochados. Fotos: Trome.

Al perder su trabajo como agente inmobiliario y ver que los restaurantes están reactivándose, Christian Farías decidió abrir una anticuchería en el corazón de Santa Anita. De esta manera, surgió ‘De Toro corazón’ hace cuatro meses para deleitar a los vecinos con una variedad de parrillas.

“Antes de abrir el negocio, mi pareja y yo hicimos un estudio sobre qué podíamos hacer, en qué emprender, así surgió la idea de la anticuchería. Además, como nos encantan los anticuchos no la pensamos mucho y nos lanzamos. Abrimos hace poco, pero la aceptación de la gente ha sido excelente, nuestro éxito se debe al buen sabor de nuestras parrillas”, expresa este pujante emprender de 45 años.

En este local los clientes destacan cuatro factores en especial: la buena sazón, la atención amable, el ambiente agradable y la presentación de los platos.

En su carta destacan las parrillas, una de ellas, y la más solicitada en el local, es el combo especial, que trae dos palitos de anticuchos, rachi, mollejita, pancita, choncholí, chorizo, papas y choclos sancochados. “Este plato es bien surtidito e ideal para dos personas”, agrega Farías.

Hace unas semanas, unos delincuentes entraron a este local, esto no ha desanimado a su dueño y más bien le ha dado las fuerzas necesarias para trabajar con más ganas.

Para ver su carta, promociones y hacer reservas puedes revisar su página de Facebook (@Detorocorazon) o web: 

MÁS INFORMACIÓN: