Kia Sportage 2021, uno de los modelos observados en Estados Unidos.
Kia Sportage 2021, uno de los modelos observados en Estados Unidos.

El fabricante de autos Kia está pidiendo a sus clientes en Estados Unidos que estacionen sus carros al aire libre. El motivo: el riesgo de un incendio en el compartimiento del motor.

La marca de automóviles surcoreana, reporta CBS, está retirando del mercado de EE.UU. ciertas camionetas Sportage de 2017 a 2021 y sedanes Cadenza de 2017 a 2019 para solucionar el problema.

La compañía dice que un cortocircuito en la unidad de control del freno electrónico hidráulico puede causar una corriente excesiva, lo que aumenta el riesgo de incendio. Los propietarios también deben estacionar las unidades lejos de estructuras hasta que se realicen las reparaciones.

Mira: 

La compañía dice que los vehículos retirados del mercado no están equipados con el sistema de control de crucero inteligente de Kia.

Los propietarios pueden ver la presión de las llantas o neumáticos, el freno antibloqueo u otras luces de advertencia en su tablero antes de que ocurra el problema. También pueden oler un olor a quemado o derretido.

Asimismo, se indicó que los dueños serán notificados. Los distribuidores se encargaran de reemplazar los fusibles en la caja de conexiones eléctricas para solucionar el problema.

Carros antiguos celebran el 500 aniversario de La Habana
Un flamante Ford Deluxe Roadster de 1930, es uno de los autos más viejos que integran el club de autos antiguos

Kia dice en documentos publicados el martes por la (NHTSA) que no tiene informes de choques, incendios o lesiones debido al problema.

Los autos comenzaron a tener estas observaciones cuando la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras comenzó a investigar los incendios de motores de Kia y Hyundai en 2019. La agencia abrió la investigación después de que el Centro para la Seguridad de los Automóviles, una organización sin fines de lucro, presentó una petición en busca de la investigación. Cuando comenzó la investigación, la agencia dijo que tenía quejas de propietarios de más de 3,100 incendios, 103 heridos y una muerte.

Mira: 

En noviembre, la NHTSA anunció que Kia y Hyundai deben pagar 137 millones de dólares en multas y por mejoras de seguridad porque no hubo una reacción inmediata para retirar más de un millón de vehículos con motores que podían fallar. Las multas resuelven una investigación del gobierno sobre el comportamiento de las empresas que involucra retiradas de múltiples modelos que datan del año modelo 2011.

La empresa de automóviles debía pagar $ 27 millones e invertir $ 16 millones en medidas de desempeño de seguridad. Otro pago de $ 27 millones se aplazará siempre que Kia cumpla con las condiciones de seguridad, dijo la NHTSA.

Kia negó las acusaciones de las autoridades Estados Unidos, pero dijo que quería evitar un extensa batalla legal.


tags relacionadas