Aún existen desafíos por enfrentar para la comunidad LGBTIQ+. (Difusión)
Aún existen desafíos por enfrentar para la comunidad LGBTIQ+. (Difusión)

Recientemente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitió un informe sobre una denuncia del 2004 por discriminación de orientación sexual al peruano Crissthian Olivera, que diecisiete años después, determinó la responsabilidad del Estado peruano por violación de sus derechos y recomendó el pago de una indemnización e implementar políticas públicas en pro del respeto a las personas LGBTIQ+, al respecto analizamos, ¿Qué desafíos enfrenta la comunidad gay en Perú? Aura Arbulú, coautora del libro Libertad y Prejuicio, plantea una respuesta.

También lee: Kate Winslet denuncia la homofobia de Hollywood que lleva a actores gays a ocultar su orientación sexual

‘’A pesar de los avances en igualdad ante la ley, como el reconocimiento de las uniones entre parejas del mismo sexo y el de la identidad, en pleno siglo XXI aún existen grandes retos y dudas sobre lo avanzado”, explica Arbulú, abogada peruana y ex pasante de la CIDH, donde trabajó en el Área de Registro, la cual tenía como función la tramitación de peticiones sobre derechos humanos y apoyó en la Relatoría sobre los derechos de las personas LGBTI.

En su ensayo Nada por sentado: violencia y caminos pendientes, que forma parte de Libertad y Prejuicio detalla que desde el punto de vista del derecho, los Estados tienen por obligación adoptar acciones negativas y positivas. Las primeras son las llamadas de no hacer, como: el Estado no debe detener a alguien de manera arbitraria; no debe lastimar o torturar. Las segundas son aquellas acciones que los Estados tienen la obligación de hacer, por ejemplo: prevenir, investigar, sancionar y reparar hechos de vulneración de los derechos humanos.

Libro 'Libertad y Prejuicio'. (Difusión)
Libro 'Libertad y Prejuicio'. (Difusión)
También lee: Bandera LGBT: ¿Qué significado tiene y en dónde se originó esta bandera?

Arbulú recalca que al garantizar la seguridad y libertad personales se está cumpliendo con un mínimo básico de la sociedad, como lo es el respeto de los derechos fundamentales. En América Latina y el Caribe, nueve países todavía criminalizan las relaciones gay (todos ubicados en el Caribe), lo que corresponde al 27% del continente. ‘

“Con el asentimiento de un Estado hacia la violencia contra un determinado grupo, como las personas LGBT, se termina fomentando conductas de acoso, hostigamiento o discriminación”, expone.

El ensayo Nada por sentado: violencia y caminos pendientes, forma parte del libro Libertad y Prejuicio publicado por el Instituto Peruano de la Libertad- IPL. Consta de trece diferentes perspectivas de la comunidad LGBTIQ+ en América Latina. 2Ninguna norma o regla que vengan del Estado podrá imponerse contra una realidad: las personas homosexuales existen alrededor del mundo”, finalizó Arbulú.

TE PUEDE INTERESAR