Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Lima: Incautan 8 toneladas de equipos de uso dermatológico sin registro y cosméticos vencidos

La operación se realizó en simultáneo en siete almacenes ubicados en San Martin de Porres, Cercado de Lima y La Victoria.

Minsa

Varios productos cosméticos estaban vencidos desde el año 2005. (Foto: Minsa)

Varios productos cosméticos estaban vencidos desde el año 2005. (Foto: Minsa)

Más sobre:

Lima

En una operación conjunta realizada por la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), la Policía, Fiscalía y la Sunat, se incautó ocho toneladas de equipos de uso dermatológico y estético sin registro sanitario y cosméticos vencidos cuyo uso pondría en riesgo la salud de los consumidores.

“Se trata de equipos ingresados al país de manera irregular y sin registro sanitario, considerados de alto riesgo para la salud de las personas por ser de aplicación invasiva en el cuerpo humano. Iban a ser empleados en spas y salones de belleza”, informó Susana Vásquez, directora General de la Digemid.

Esta operación se realizó en simultáneo en siete almacenes de la empresa Jar, ubicados en San Martin de Porres, Cercado de Lima y La Victoria.

Vásquez indicó que estos dispositivos deben contar con el registro sanitario otorgado por la Digemid, el cual garantiza su buen funcionamiento y que cumplan con las especificaciones técnicas y de uso, considerando que se tratan de equipos de alto riesgo.

--Cosméticos vencidos--

En el almacén ubicado en la calle Mateo Aguilar 206, en San Martín de Porres, se encontró también cremas para cabello, potes de keratina, cremas “reafirmantes” de piel, colágeno, ampollas con “solución estéril” y vitamina C, gel para aplicar en la piel antes de usar equipos de ultrasonido, entre otros productos sin registro sanitario y vencidos, que fueron ingresados al país de forma ilegal.

Vásquez dijo que esos productos no contaban con la Notificación Sanitaria Obligatoria (NSO) e incluso, varios de estos estaban vencidos desde el año 2005.

“Estaban almacenados en condiciones deplorables, expuestos a la suciedad e incluso amontonados en una zona que está en construcción, pese a que iban a ser comercializados con el fin de ser usados en salones de belleza y spas, lo que pone en riesgo la salud de sus clientes”, dijo.

Agregó que un producto de procedencia desconocida no tiene garantizadas sus propiedades y características y, por el contrario, puede provocar alergias, infecciones y, en el caso de los tintes daños mayores. “Incluso podría ocasionar la muerte”, aseveró.

Cargando siguiente contenido

Portada