¡Siguen los autosecuestros! Después de que planearan sus , una adolescente de 15 años natural de Huancavelica viene siendo investigada por, presuntamente, haber fingido su y del bebé que cuidaba en . Por suerte, el niño de 1 años 2 meses pudo ser recuperado. 

Todo empezó el pasado 23 de octubre cuando la madre del bebé recibió la llamada de los secuestradores informándole que tenían al menor y a su nana y que debía entregarles la suma de 10 mil soles para el rescate. El número del teléfono del que se comunicaron era el de la niñera

De inmediato, la mamá puso la denuncia ante la División de Secuestros de la Dirincri y alrededor de 50 efectivos llegaron a la zona de Lurín para iniciar la búsqueda de los dos menores

Según informó a América Noticias el Coronel Nicasio Zapata, Jefe de la División de Investigación de Secuestros y Extorsiones de la PNP, la menor y su cómplice, quien sería su primo de 25 años identificado como Noé M., habrían notado la presencia de operativos policiales en la zona y decidieron abandonar al niño en el parque Pachacamác. 

A pesar de haber recuperado al bebé, el trabajo de la Policía no había terminado ya que, al parecer, la niñera de 15 años aún estaba cautiva. Por este motivo activaron todos los protocolos para rastrear, a través de la geolocalización, la última llamada que le habían realizado a la madre. 

Comenzaron a seguir el desplazamiento del teléfono por los distritos de Santa Anita, La Victoria, Independencia, Los Olivos y finalmente San Martín de Porres, donde lo apagaron a las 11 de la noche. 

A los 4 días, el 27 de octubre, la adolescente se comunicó con la madre del menor para informarle que iría a su casa para recoger sus cosas. Es en ese momento que es intervenida por la Policía, en compañía de su primo de 25 años. 

A pesar de su delgada contextura, el sujeto puso fuerte resistencia a la intervención, por lo que los efectivos tuvieron que utilizar la fuerza. Según el coronel Zapata, resulta muy extraño que la menor, que acababa de llegar a Lima hace un mes desde Huancavelica, conociera tantos distritos de Lima, motivo por el que sospechan que sería su cómplice. 

Al momento del registro, a la adolescente se le encontró un celular y dos chips, que fueron usados para hacer las llamadas a la madre del bebé. Es así que la policía sospecha que ella planificó y realizó el secuestro.

Mientras la quinceañera fue entregada a su hermana mayor, el primo fue detenido por el supuesto delito contra la liberad personal. Si se llega a comprobar que fue cómplice, podría recibir entre 25 y 35 años de cárcel. 

El coronel Zapata dijo a América Noticias que al ser entrevistada en presencia de representantes del Ministerio Público, de la Fiscalía de Familia, de su tutor y de su abogado defensor, la adolescente confesó que realizó el secuestro porque la madre del bebé la maltrataba.

No te pierdas