Estación de Bomberos Voluntarios San Pedro de Lurín Nº 129 necesita de dos conductores más. (Foto: EC)
Estación de Bomberos Voluntarios San Pedro de Lurín Nº 129 necesita de dos conductores más. (Foto: EC)

A raíz del siniestro en una vivienda que dejó dos menores muertos de 8 y 10 años, se pudo comprobar la falta de choferes para las unidades de rescate y atención de emergencia en Lurín. En esa línea, Armando Miño, sub teniente de la Estación de Bomberos Voluntarios San Pedro de Lurín Nº 129, precisó que tienen dos conductores permanentes, pero necesitan dos más para poder cubrir los turnos.

“Nosotros contamos con algunos chóferes voluntarios, pero eso no nos abastece correctamente. Tenemos dos contratados y es necesario -por lo menos- dos más y con eso podríamos abastecernos en cuanto al manejo de unidades”, detalló en declaraciones a RPP Noticias.

Asimismo, informó que son 40 los voluntarios que atienden las emergencias que se reportan en Lurín. Además, cuentan con equipos que tienen más de cinco años de uso cuando estos deberían cambiarse cada dos.

“Somos 40 voluntarios que rotamos en la semana por nuestros turnos de trabajo. En nuestros momentos libres venimos a hacer servicio a la comunidad. Eventualmente trabajamos con un equipo de protección personal, estos deberían de cambiarse cada dos años, pero lamentablemente no se hace. Tenemos que pedir a la empresa privada o al Estado que los renueve”, sostuvo a Tv Perú Noticias.

Consultado sobre la contratación de otros dos chóferes fijos para la bomba 129, Armando Miño indicó que la Intendencia del Cuerpo General de Bomberos y la Comandancia General están viendo el tema de los nuevos pilotos.

El presupuesto es limitado

Mario Casaretto, jefe departamental del Cuerpo General de Bomberos de Lima y Callao, indicó a este diario que “los bomberos tienen varias carencias entre los uniformes, equipos y conductores para los que se requiere tener roles y turnos de servicio que normalmente no pueden cubrir por un tema económico”.

"Nuestro presupuesto es muy recortado y no hay cómo cubrir. Hay veces en que los chóferes tiene que ir a descansar y con el tema presupuestal no se puede hacer mucho”, detalló.

Respecto a la poca ayuda que reciben los bomberos, Mario Casaretto sostuvo que es un tema que se repite en todo el Perú y no solo en Lurín. En esa línea indicó que si bien el Estado y algunos municipios ayudan a los hombres de rojo también se necesita la cooperación de la empresa privada.

Casaretto también lamentó la pérdida de los dos menores que fallecieron en el siniestro en Lurín y pidió a las autoridades que sean más prudentes al momento de hablar sobre “una situación de coyuntura que se les presenta en el momento”.

“Quiero que se sepan que siempre tenemos la predisposición de atender todas las emergencias”, aseguró


TE PUEDE INTERESAR: