Querían enviar la droga a través de una empresa de transporte de carga interprovincial. (Difusión)
Querían enviar la droga a través de una empresa de transporte de carga interprovincial. (Difusión)

La Policía Antidrogas evitó el envió de más de 39 kilos de cocaína de alta pureza a la frontera peruano boliviana, escondidos en dos sacos de rafia que contenían varios pares de zapatillas deportivas.

Los detectives de la Dirandro encontraron la droga en un almacén de la Sunat ubicado en Los Eucaliptos parcelas 3 y 4, urbanización Los Huertos de San Génova, en Lurín.

Al revisar los bultos hallaron 38 paquetes tipo ladrillo que al efectuarles la prueba de campo dio como resultado alcaloide de cocaína por un peso total de 39 kilos 70 gramos.

La ilegal mercadería tenía como destino la ciudad fronteriza de Juliaca, en el departamento de Puno e iba a ser llevada a Bolivia.

Según las primeras indagaciones la droga pertenecía a una mafia internacional de narcotraficantes peruano-boliviana.

TE PUEDE INTERESAR: