Mónica Bravo Pineda es la reina del croché. (Foto: Trome)
Mónica Bravo Pineda es la reina del croché. (Foto: Trome)

Mónica Bravo Pineda (60) tiene magia en las manos. Esta carismática mamita fue durante 30 años, pero debido a una enfermedad dejó de dictar clases. En ese momento no imaginó que su pasatiempo de toda la vida, , se convertiría en su principal fuente de ingreso y también le daría mucha calma y satisfacción personal.

LEE: Niños de 4to grado: “Ninguno de los candidatos está preparado para gobernarnos”

Señora Mónica, ¿hace cuántos años teje?

¡Uy!, yo aprendí a tejer a los siete años. Me enseñó mi mamá y aprendí algunas técnicas más en secundaria.

¿Era su pasatiempo?

Sí. Yo fui profesora de inicial durante 30 años, pero por mi psoriasis dejé de dictar clases. Entonces, fue en el 2013 que empecé a tejer con más frecuencia para relajarme y no aburrirme porque me quedaba sola en mi casa.

¿Cuándo se le ocurrió hacer negocio con su habilidad?

Fue cuando mi hijo llegó de viaje y me enseñó un modelo. Me preguntó si podía tejerlo, yo no sabía que se llamaban amigurumis (muñecos tejidos a croché). Lo hice, le tomó foto y empecé a venderlos. Tiempo después mi hija creó mi página de Facebook.

Tiene más de 1000 modelos de amigurumis. (Foto: Trome)
Tiene más de 1000 modelos de amigurumis. (Foto: Trome)

¿Qué artículos más confecciona?

Empecé con blusas, vestidos, tops de verano, ropa de bebé, pero ahora me especializo en todo lo que es amigurumis.

¿Son fáciles de tejer?

Se deben seguir patrones. Como buena profesora investigué y me uní a grupos para aprender más técnicas y sacar nuevos modelos.

¿Cuántos modelos tiene ahora?

Más de mil, entre osos, conejos, muñecas, elefantes, personajes, flores…

¿Cuánto tiempo se demora en elaborar un muñeco tejido?

Los más sencillos me pueden demorar un día, pero los que tienen más detalles puedo tardar hasta tres. Yo tejo con hilo de algodón y el relleno es antialérgico. Trabajo con los mejores materiales.

Mónica Bravo aprendió a tejer a los siete años de edad. (Foto: Trome)
Mónica Bravo aprendió a tejer a los siete años de edad. (Foto: Trome)

¿También dicta clases?

Claro. Cuando empecé en este mundo dictaba clases en las ferias. He viajado hasta a provincias enseñando la técnica. Ahora por la pandemia dicto clases por Zoom.

MIRA: Vecino de Ate Vitarte es el ‘Rey de la Plastilina’

¿Qué otros servicios ofrece?

Además de vender los muñecos, ofrezco kits que contienen todos los materiales y la clase completa para que puedan realizar un elefante, monito u otro animalito o personaje. También una vez al mes dicto una clase gratuita en mis redes sociales.

Puedes encontrarla en redes sociales como 'Manualidades Florlinda BB'. (Foto: Trome)
Puedes encontrarla en redes sociales como 'Manualidades Florlinda BB'. (Foto: Trome)

¿Extraña enseñar en las aulas?

Una de las grandes satisfacciones que me ha dado mi emprendimiento es que puedo seguir enseñando. Es una satisfacción inmensa cuando mis alumnas me dicen que les salió el amigurumi. Además, me ayudó a que mi psoriasis no se agrave más.

¿Dónde la pueden encontrar?

En mi Facebook e Instagram: ‘Manualidades Florlinda BB’. Y al número telefónico 984-398-852.