Un día como hoy pero en 1992, un comando de Sendero Luminoso asesina a la dirigente popular peruana María Elena Moyano, conocida como "Madre Coraje". (Foto: Archivo El Comercio)
Un día como hoy pero en 1992, un comando de Sendero Luminoso asesina a la dirigente popular peruana María Elena Moyano, conocida como "Madre Coraje". (Foto: Archivo El Comercio)

En el pujante y populoso distrito de Villa El Salvador, este domingo cientos de personas se reunieron para homenajear a la memoria de María Elena Moyano, víctima en 1992 de Sendero Luminoso, secta terrorista que causaba muchas muertes por aquellos años.

MIRA ACÁ | Abimael Guzmán: ¿Quién es Iris Quiñónez Colchado, mujer que pidió que le entreguen el cuerpo del terrorista?

En dicho homenaje asistió Martha Moyano, hermana de María Elena y junto a militares en retiro convocaron esta movilización para rendirle homenaje a esta dirigente que murió de manera cruel por Sendero Luminoso.

Era 1992, tal como relata un documento de la Comisión de la verdad y Reconciliación en la , una mujer disparó contra María Elena Moyano cuando se encontraba en una pollada con sus hijos y la amiga que los cuidaba.

“Tápense la cara porque su mami va a escaparse”, dijo María Elena a sus hijos antes de que ocurriera todo. “La mujer disparó contra María Elena en el pecho y la cabeza. Cuando cayó al suelo, sus asesinos la arrastraron hasta la salida donde le colocaron aproximadamente cinco kilos de explosivos. La explosión destrozó su cuerpo y sus restos quedaron esparcidos en un radio de cincuenta metros aproximadamente. La confusión era total. Cuando los hijos de María Elena levantaron la cara, dijeron: “Mami logró escapar” y salieron corriendo por la parte de atrás del local”, indica la CVR.

Esther Flores, compañera y amiga de María Elena Moyano, describió así lo que vio cuando cuando llegó al local:”Yo llegué seis cuarenta y cinco muy alegre pensando que ella ya había llegado... Cuando bajo y me encamino para entrar había mucha gente que salía despavorida gritando y muchas compañeras se acercaron a mí y me dijeron: por favor no vayas, que acaban de matar a María Elena y que también te pueden matar a ti, por favor no vayas. Pero yo avancé unos pasos más adelante....Lo que vi, fue un cuerpo destrozado, los intestinos tirados, la cabeza en el techo, y la sangre que bañó toda la pared del local, que era blanca y roja en ese momento”.

Willax-maria-elena
null null

MÁS INFORMACIÓN: